Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / La inflación profundiza en terreno negativo

Publicado el 13/11/2020

Descargar documento completopdf

La inflación quiebra la tónica ligeramente ascendente de los dos meses anteriores y se reduce con fuerza en octubre, cuatro décimas hasta el -0,8% (el INE avanzó hace 15 días un -0,9%), la más baja desde mayo. Se trata del séptimo mes en tasas negativas y, en este caso, la tendencia desinflacionista es generalizada por componentes, en especial energía (electricidad) y, en menor medida, algunos servicios (telefonía, educación). Sólo repuntan los precios de hoteles, cafés, restaurantes y paquetes turísticos.

Nuestra previsión apunta a que la inflación cerrará el año en terreno negativo, aunque con tasas que se irán amortiguando progresivamente; en consecuencia, la media anual se situaría en el -0,2%.  

Al igual que el mes anterior, el grupo que más contribuye a la variación de la tasa de inflación en octubre es el de productos energéticos, pero, en este caso, en sentido contrario, a la baja. La tasa de la energía se sitúa en el -11,1%, la más baja desde junio (-8,5% anterior), fruto de la bajada de los precios de la electricidad, frente al aumento registrado en 2019, lo que repercute, a su vez, en los precios asociados a la vivienda
(-3,6% vs -1,4% en septiembre). En menor medida contribuyen los precios del gas y del gasóleo para calefacción.

La inflación de los servicios también se reduce, dos décimas hasta el 0,1%, la más baja en seis años, arrastrada por los precios de comunicaciones (servicios de telefonía) y educación, sobre todo la enseñanza universitaria. En cambio, turismo y hostelería tienen un impacto positivo, ya que los precios de los paquetes turísticos se reducen este mes menos que el año pasado.

Los precios de los bienes industriales no energéticos se estancan respecto a oct-19 (+0,2% en septiembre), lo que supone la tasa más baja desde sep-18. Dentro de este grupo destaca, sobre todo, el comportamiento de artículos para el hogar, prendas de vestir y medicamentos.

En cuanto a la inflación de la alimentación, sigue siendo el grupo con inflación más alta (el resto tiene tasas negativas o cero), si bien se reduce una décima hasta el 2%, como consecuencia del abaratamiento de sus dos componentes. En el caso de los alimentos frescos, su tasa se sitúa en el 4,1% (4,2% anterior), principalmente por frutas, cereales, leche y carnes. Por su parte, la tasa de los alimentos elaborados se reduce también una décima hasta el 1%, la más baja desde enero, debido a la evolución de bebidas alcohólicas, azúcar, frutas en conserva y pan.   

Por lo que respecta a la inflación subyacente, prolonga su senda descendente y se reduce una décima hasta el 0,3%, la más baja desde mar-15.    

Por último, la inflación armonizada (IPCA) se reduce tres décimas hasta el -0,9%, de modo que el diferencial negativo con nuestros socios de la UEM se amplía en la misma cuantía hasta -0,6 puntos.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal