Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / La factura eléctrica y los alimentos llevan la inflación a máximos de nueve meses

Publicado el 14/02/2020

Descargar documento completopdf

La inflación inicia 2020 prolongando la senda ascendente del tramo final del pasado año: aumenta tres décimas en enero hasta el 1,1%, la tasa más alta desde abr-19. Por componentes, el comportamiento inflacionista procede, principalmente, de alimentos sin elaborar y productos energéticos, sobre todo electricidad y gasóleo.

Para los próximos meses prevemos un ascenso gradual de la inflación, en línea con la ampliación de la brecha positiva de producción y la progresiva aceleración de los costes laborales: cerrará en torno al 1,4%, lo que daría una media anual del 1,2%.

Por primera vez en ocho meses, la inflación de los productos energéticos abandona el terreno negativo (0% vs -2,1% anterior): ello es consecuencia de la evolución de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción, que, en ambos casos, aumentan, en contraste con la bajada de hace un año; esto repercutió, a su vez, en los precios asociados a la vivienda (-3,5% vs -5% en dic-19).  

La alimentación también contribuye a la subida de la inflación en enero: su tasa se incrementa tres décimas hasta el 1,8%, la más alta en 15 meses, impulsada por sus dos componentes, especialmente los alimentos frescos. Los precios de estos últimos crecen un 3,5% en el último año, seis décimas más que en dic-19, fruto del comportamiento de pescado y marisco, que contrarrestan el abaratamiento de legumbres, hortalizas y frutas. Por su parte, la tasa de los alimentos elaborados se acelera dos décimas hasta el 1%, fundamentalmente por café, cacao, infusiones y productos lácteos, mientras que se intensifica la caída de los precios del aceite (-9,4%).

Por lo que respecta a los bienes industriales no energéticos, su inflación se mantiene en niveles muy reducidos, si bien repunta levemente (0,3% vs 0,2% anterior). Destaca el alza de prendas de vestir, dado que la bajada de precios de las rebajas de este año ha sido inferior a la de ene-19.

El único grupo que reduce su tasa de inflación es el de los servicios, dos décimas hasta el 1,4%. A esta contención contribuyen transporte y comunicaciones, en especial los servicios de telefonía.  

En la medida que el aumento de la inflación ha procedido, fundamentalmente, de los elementos más volátiles (energía y alimentación), la subyacente se mantiene, por quinto mes consecutivo, en el 1%. De este modo, por vez primera desde may-19, la tasa general se sitúa por encima de la subyacente.    

La inflación armonizada (IPCA), también aumenta tres décimas, del 0,8% al 1,1%. Dado que la inflación media de nuestros socios de la UEM repunta con menos intensidad, el diferencial sigue siendo negativo, pero se reduce dos décimas hasta -0,3 puntos.  

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal