Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / La EPA arranca el año con buenos registros

Publicado el 25/04/2019

Descargar documento completopdf

El mercado laboral continúa mostrando un tono positivo, con ritmos de creación de empleo, en términos desestacionalizados, próximos al 1% trimestral. La ocupación aumenta en el último año a una tasa desconocida desde 2016, un 3,2%, lo que supone casi 600.000 ocupados más; junto con una ligera recuperación del empleo en la industria, destaca el dinamismo en el sector terciario y, sobre todo, en la construcción.

Como aspecto preocupante, hay que seguir señalando la baja tasa de actividad y empleo, que es uno de los principales hándicaps de nuestra economía para aumentar su potencial de crecimiento.

 

Casi 600.000 ocupados más en el último año

Como suele ser habitual en los primeros trimestres de cada ejercicio, 2019 arranca con una destrucción de empleo, si bien el dato mejora el del pasado año: el número de ocupados se reduce un 0,5% trimestral
(-93.400 personas vs -124.100 en el 1T18); además, este registro también es mejor que nuestra previsión
(-143.000). En términos desestacionalizados, el ritmo de creación de empleo se ralentiza ligeramente, apenas una décima hasta el 0,8%.

Por sectores, la intensa destrucción de empleo en los servicios (-109.200), que, no obstante, es inferior a la de hace un año, es parcialmente contrarrestada por el aumento de ocupación en el resto, fundamentalmente en agricultura (+14.100). Por su parte, la pérdida de empleo fue, sobre todo (i) asalariado (-95.800 vs +1.600 los trabajadores por cuenta propia), (ii) temporal (-185.800 vs +89.900 los indefinidos), con lo que la tasa de temporalidad se reduce un punto hasta el 25,9%, la más baja en dos años, y (iii) a tiempo completo
(-99.400 vs +6.000 los ocupados a tiempo parcial).

En tasa interanual, el aumento de la ocupación se acelera dos décimas hasta el 3,2% (casi 597.000 ocupados más), la tasa más alta desde el 1T16. Por sectores, este repunte procede, principalmente, de la industria, que mejora hasta el 1,2%, tras haber caído un 0,1% en el trimestre anterior, y, en menor medida, de la agricultura (+0,7% vs +0,6%); por su parte, en los servicios se estabiliza en el 3%, mientras que en la construcción se ralentiza siete décimas, pero mantiene un tono muy dinámico (+11,2%). Si comparamos los datos con los de hace un año, se observa una notable mejoría en la industria (+200 vs -34.900) y algo menor en la agricultura (+14.100 vs +13.100) y los servicios (-109.200 vs -110.500), en contraste con el peor comportamiento en la construcción (+1.500 vs +8.200).

El paro aumenta con fuerza

El paro aumenta en el 1T19 en 49.900 personas (+1,5% trimestral), el peor registro en dicho trimestre desde 2013 (+29.500 el año pasado). El volumen total de parados supera levemente los 3,35 millones, cifra que representa el 14,7% de la población activa, tres décimas más que en el trimestre anterior, pero dos puntos menos que en enero-marzo de 2018.

En términos interanuales, la caída del paro se ralentiza siete décimas hasta el 11,6% (441.900 parados menos).

Por otro lado, señalar como aspecto positivo que los parados que perdieron su empleo hace más de un año siguen cayendo: 1,31 millones, mínimo desde mediados de 2009. Sin embargo, (i) la tasa de paro entre los menores de 25 años aumenta 1,5 puntos hasta el 35%, la más alta del último año, y (ii) el número de hogares con todos sus miembros activos en paro crece, y lo hace al mayor ritmo desde 2016, un 3,4% hasta casi 1,1 millones, el 5,8% del total.

La baja tasa de actividad sigue siendo un problema

Por primera vez en el último año, la población activa se redujo en el 1T19 en 43.500 personas (-0,2% trimestral), si bien es la menor caída en un primer trimestre de los últimos siete años; el descenso de los activos impidió que la subida del paro en dicho periodo fuera mayor. En enero-marzo abandonan el mercado laboral hombres (-57.600 vs +14.200 las mujeres) y españoles (-75.600 vs +32.200 los extranjeros). Por su parte, en términos interanuales, los activos crecen un 0,7% (+155.100), el mayor avance desde finales de 2010: se trata, sobre todo, de mujeres (+110.200 vs +44.800 los hombres) y extranjeros (+156.200 vs
-1.100 los nacionales).

Por lo que respecta a la tasa de actividad, se reduce tres décimas hasta el 58,3%, la más baja desde 2006 y muy por debajo de la de los países de nuestro entorno.

Se mantiene la disparidad regional en términos de empleo y paro

Todas las regiones crean empleo en términos anuales, salvo Asturias (-0,6%); entre el resto, se acelera en nueve de ellas, sobre todo en Castilla La Mancha y Extremadura (más de dos puntos en ambos casos), que, además, son de las más dinámicas, con tasas del 8,7% y 5,3%, respectivamente. En cambio, se frena el aumento de la ocupación en Castilla y León (casi dos puntos) y, sobre todo, en Canarias (3,3 puntos): ambas CC.AA., junto con Cantabria, registran los menores avances, por debajo del 1,5% interanual.

En cuanto al paro, en el último año sólo aumenta en los archipiélagos y La Rioja, con crecimientos entre el 3% y 4% interanual; por el contrario, se reduce con gran intensidad en Navarra (-22,2%) y Castilla La Mancha (-23,6%). Por su parte, la tasa de paro se reduce respecto al cierre de 2018 en ocho regiones, en especial en Navarra, que, además, es la que menor tasa registra (8,2% de la población activa); en cambio, destacan los aumentos en Asturias, Cantabria y, con especial intensidad, en Baleares: en todo caso, las mayores tasas de desempleo corresponden a Extremadura, Andalucía y Canarias, todas ellas por encima del 21%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal