Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / La energía eleva la inflación a máximos de 13 meses

Publicado el 13/06/2018

Descargar documento completopdf

El fuerte repunte de la inflación en mayo ha sido el resultado de un comportamiento inflacionista prácticamente generalizado de todos los componentes, destacando la subida de los precios de carburantes, por el encarecimiento del petróleo, y también de la electricidad.

El dato de mayo, que supera en una décima el avance publicado por el INE hace dos semanas, modifica ligeramente al alza nuestras previsiones de inflación, que concluirá el año en el 2% (1,8% de media anual).

La tasa de inflación de los productos energéticos se situó en el 7,8%, 5,5 puntos más que el mes anterior y la más alta del último año. Esto se debió al aumento de los precios de carburantes y combustibles, en contraste con la caída de hace un año, y de la electricidad, más intensa que la de may-17. Esto, a su vez, repercutió en los precios del transporte (5,1% vs 2% anterior) y en los asociados a la vivienda (2,3% vs 0,8%).

La tasa de inflación de los servicios también repuntó con intensidad, siete décimas hasta el 1,8%, principalmente por el comportamiento antes comentado de transporte y vivienda, pero también por el alza de los precios relacionados con turismo y hostelería (2,3% vs 0,6% anterior), impulsados, sobre todo, por los paquetes turísticos y los servicios de alojamiento. En cambio, tuvo un impacto bajista el grupo de comunicaciones, por la subida, menor que la de hace un año, de los servicios de telefonía.

En cuanto a la tasa de la alimentación, se aceleró cuatro décimas hasta el 2%, la más alta en seis meses, impulsada por los alimentos frescos (3,5%, 1,5 puntos más que en abril), sobre todo legumbres, hortalizas y frutas. Por el contrario, la tasa de los alimentos elaborados se redujo una décima hasta el 1,3%, sobre todo por el comportamiento de productos lácteos, aceites y grasas.

El único grupo que no tuvo un impacto alcista sobre la inflación general fue el de bienes industriales no energéticos, que mantiene una tasa nula. Frente al repunte de artículos de uso personal, objetos recreativos y medicamentos, se moderaron publicaciones, muebles y electrodomésticos.

Por último, dado que el repunte inflacionista fue casi generalizado, la tasa subyacente también aumentó, tres décimas hasta el 1,1%.   

Por lo que respecta a la inflación armonizada (IPCA), también repuntó con fuerza, un punto hasta el 2,1%, de modo que, con el dato aún provisional de la UEM, el diferencial con nuestros socios se sitúa en 0,2 puntos, el más alto desde nov-17.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal