Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / La economía crece más y mejor

Publicado el 25/05/2017

Descargar documento completopdf

La economía española, no sólo prolongó en el 1T17 la inercia expansiva, sino que intensificó su ritmo de avance (+0,8% trimestral vs +0,7% anterior). Se trata, además, de un crecimiento más equilibrado, donde destaca el tirón de la inversión productiva (las empresas retoman proyectos pospuestos por la incertidumbre política de 2016) y las exportaciones, lo que refleja la favorable evolución de la economía mundial y las mejoras competitivas. En este sentido, la vigorosa creación de empleo está siendo compatible con el aumento de la productividad y la corrección de los costes laborales unitarios (CLUs).

Por el lado de la oferta, se mantienen la solidez de los servicios y el tono positivo de la industria manufacturera, mientras que la construcción se fortalece, apoyada, sobre todo, en el segmento de edificación.

En los tres primeros meses del año el PIB creció un 0,8% trimestral, una décima más que en los dos trimestres anteriores. Esta aceleración se explica, fundamentalmente, por el tirón de la demanda externa, que aportó 0,2 puntos al crecimiento del PIB (0,1 puntos en el 4T16), mientras que la interna volvió a contribuir con 0,6 puntos. Con éste, son ya cinco trimestres consecutivos con aportaciones positivas de los dos componentes de la demanda, algo inédito en las últimas dos décadas.

Por lo que respecta a la tasa interanual del PIB, se estabiliza en el 3%, manteniéndose invariables las aportaciones de demanda interna y externa (2,2 puntos y 0,8 puntos, respectivamente).

La economía española sigue siendo una de las más dinámicas de Europa: nuestro crecimiento supera a la media de la UEM, tanto en términos trimestrales (tres décimas) como interanuales (1,3 puntos).

Por el lado de la demanda interna, el ligero freno del ritmo de crecimiento del gasto en consumo, básicamente el de las familias, fue más que compensado por el fuerte repunte de la inversión, impulsada, sobre todo, por bienes de equipo:

•·        El crecimiento trimestral del gasto en consumo se desaceleró una décima hasta el 0,4%, debido al debilitamiento del de los hogares, que creció al menor ritmo desde el 3T14 (+0,4% vs +0,7% en octubre-diciembre de 2016). Por su parte, el gasto de las AA.PP. creció un 0,3%, en contraste con el retroceso del trimestre anterior (-0,2%). 

•·        En cuanto a la inversión, creció un 2%, un ritmo desconocido desde hace casi dos años y que cuadruplica el registrado en el 4T16. Ello fue el resultado del mayor dinamismo de sus dos componentes: el de construcción registró el mayor avance desde el 2T15 (+1,1% vs +0,7% anterior), gracias al segmento residencial (+2,7% vs -0,4% el resto), mientras que el de bienes de equipo creció un 3,1%, en contraste con el estancamiento del 2S16.

En el caso de la demanda externa, su contribución al crecimiento trimestral del PIB se explica por la excelente evolución de las exportaciones (+4%, el doble que en el 4T16 y el mayor avance de la última década), especialmente las de bienes (+4,6% vs +2,7% las de servicios). Por su parte, las importaciones también se aceleraron (un punto hasta el 3,8%, la tasa más alta desde 2009): contrasta el buen tono de las de bienes (+5,4%) con el deterioro de las de servicios (-2,4%).

Por el lado de la oferta, el comportamiento fue positivo en todos los sectores. Destacan los ritmos acelerados en servicios (+0,7% vs +0,5% anterior), donde las actividades más dinámicas fueron las financieras y las relacionadas con la información y las comunicaciones, y, especialmente, en construcción, que creció al ritmo más alto en cuatro años (+2,9% vs +0,1%). Por el contrario, la industria se frenó sensiblemente (+0,4% vs +1,3%), lastrada por las ramas energéticas, mientras que las manufactureras mantienen un tono positivo, pero desacelerado.

La economía crea empleo de forma ininterrumpida desde 2014; entre enero y marzo se crearon 115.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (PTETC), lo que supone un aumento del 0,7% trimestral (+0,4% anterior), mientras que, en términos interanuales, la tasa se ralentiza dos décimas hasta el 2,5% (+435.100), la más baja desde el 4T14. Más del 60% del empleo creado en el trimestre se concentró en los servicios (+0,5%), en especial en actividades profesionales; no obstante, el sector más dinámico en términos relativos fue el constructor (+0,9%).    

Fruto de la evolución del empleo y del PIB, se obtiene un crecimiento de la productividad aparente por PTETC del 0,5% interanual (+0,3% en los dos trimestres anteriores). Teniendo en cuenta que el número de horas efectivamente trabajadas aumentó un 1,8% (+1,5% en el 4T16), el avance de la productividad por hora se frenó hasta el 1,2% desde el 1,5% anterior.

A pesar del repunte de la remuneración por asalariado, que creció al mayor ritmo en cinco trimestres (+0,4% vs +0,1% anterior), el crecimiento de la productividad antes comentado permitió que continuara cayendo el coste laboral unitario (CLU), si bien apenas lo hizo un 0,1%, el menor descenso en dos años.

Por último, el PIB nominal repuntó cuatro décimas hasta el 4,1% interanual, el mayor crecimiento desde 2008, fruto de la aceleración del deflactor implícito del PIB (+1% vs +0,6% anterior). Los responsables del aumento del deflactor son los impuestos netos (aportan 0,1 puntos) y, fundamentalmente, el excedente bruto de explotación (0,9 puntos), mientras que la remuneración de asalariados tiene una contribución nula por tercer trimestre consecutivo.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal