Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / La deuda privada, en mínimos desde 2005

Publicado el 18/01/2017

Descargar documento completopdf

El proceso de desapalancamiento de la economía española continúa: la deuda total se redujo en el 3T16 hasta mínimos de cuatro años (301,4% del PIB), gracias a la corrección de la deuda privada, que vuelve a los niveles de 2005 (167,5% del PIB) y compensa ampliamente el prolongado deterioro de la pública (134% del PIB, máximo en dos años).

En el caso de los hogares, a pesar de la fuerte desinversión neta en activos financieros, sobre todo en depósitos a plazo, la revalorización de dichos activos, en especial las acciones, permitió que su riqueza neta registrase la subida más intensa del año (+1,7% trimestral hasta 1,22 billones de euros). Por lo que respecta a las empresas, su elevada capacidad de financiación, en máximos desde 2014, les permite seguir ajustando el saldo en préstamos con instituciones financieras (-41% desde 2009) y, al mismo tiempo, mantener su inversión financiera.

La deuda total de la economía española[1] en términos de PIB se redujo en julio-septiembre del pasado año más de dos puntos hasta mínimos desde mediados de 2012 (301,4%). No obstante, la deuda en volumen aumentó por tercer trimestre consecutivo, si bien apenas lo hizo un 0,1% trimestral hasta cerca de 3,33 billones de euros, máximo desde el cierre de 2014.  

La caída de la deuda privada (-0,6% hasta 1,85 billones de euros, el 167,5% del PIB, el porcentaje más bajo en 11 años) fue más que compensada por la subida de la pública (+1% hasta 1,48 billones[2], el 134% del PIB): mientras que en el primer caso el ajuste acumulado desde máximos es del 21,2% (más de 50 puntos de PIB), la deuda de las AA.PP. se ha más que triplicado desde mínimos.

Hogares

Tras la intensa subida del trimestre anterior (+1% trimestral, la mayor en seis años), la deuda de los hogares cayó con fuerza en el 3T16, un 1,6% hasta 719.868 millones de euros (el 65,2% del PIB, que es el mínimo desde el 1T05). En términos de la RBD, la deuda de las familias se redujo dos puntos hasta el 103,5%, la más baja desde el 2T05.

Por lo que respecta a la adquisición neta de activos financieros, como es habitual en los terceros trimestres desde 2007, volvió a ser negativa en el 3T16: -15.152 millones de euros, cantidad que duplica la del año anterior en dicho periodo. Los hogares desinvirtieron, principalmente, en depósitos a plazo, en contraste con el fuerte aumento de sus participaciones en fondos de inversión (7.500 millones, casi tres veces más que en el 3T15).

No obstante, dada la intensa revalorización de los activos en el periodo (+22.849 millones de euros), derivada, sobre todo, del aumento de las cotizaciones bursátiles, el saldo total de activos financieros se amplió un 0,4% trimestral hasta 1,99 billones de euros; en términos interanuales, se registró el primer avance (+1,3%) desde el cierre de 2015.

En cuanto a la riqueza financiera neta, aumentó un 1,7% trimestral y un 3,4% anual, las tasas más altas en lo que va de 2016, hasta 1,22 billones de euros, el 175,4% de la RBD, por encima del dato de un año antes (172,6%), pero inferior al del cierre de 2015 (179,8%).

Empresas no financieras

La deuda de las empresas se estabilizó en el 3T16 en 1,13 billones de euros, si bien en términos de PIB se redujo casi un punto hasta el 102,3%, la cifra más baja desde finales de 2005. De este modo, la caída desde máximos es del 21,2%.

El desapalancamiento de las empresas se concentra en préstamos con instituciones financieras: desde 2009 la contratación neta de estos préstamos ha sido de -249.574 millones de euros, de forma que el saldo total se ha reducido un 41% hasta 573.186 millones. Aunque siguen suponiendo más de la mitad de la deuda total de las empresas, concretamente el 50,7%, se trata del porcentaje más bajo de la serie y muy lejos de los máximos de 2008, cuando superaba el 68%. Por el contrario, ganan protagonismo los préstamos con el resto del mundo y otras empresas y la emisión de deuda corporativa.

Por otro lado, la adquisición neta de activos financieros en el 3T16 ascendió a 4.474 millones de euros, la cifra más baja en un tercer trimestre desde 2013 (12.208 millones en el 3T15). Frente al aumento de depósitos a la vista (5.610 millones) y acciones y fondos de inversión (4.782 millones), las empresas desinvirtieron con intensidad (-5.381 millones) en derivados financieros, créditos comerciales y otras cuentas pendientes de cobro.

Si a la adquisición neta se añade el fuerte aumento de valor de los activos en el trimestre (+39.163 millones de euros), el resultado es un incremento del 2,1% trimestral, el más intenso en año y medio, en el saldo total de los activos financieros hasta 2,15 billones de euros. En tasa interanual el crecimiento también fue del 2,1%.


[1] Sin incluir instituciones financieras.

[2] Este concepto de endeudamiento es más amplio que el que tiene en cuenta la CE en términos del Protocolo de Déficit Excesivo (PDE): fundamentalmente, este último no incluye la deuda emitida por Administraciones en poder de otras Administraciones; descontada dicha cifra, la deuda de las AA.PP. se reduce al 115,1% del PIB.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal