Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / La deuda global retoma la senda descendente

Publicado el 21/01/2020

Descargar documento completopdf

Tras el aumento anotado en la primera mitad del año, la deuda de la economía, en términos de PIB, se recorta un punto en el 3T19 hasta el 288,2%, gracias a la reducción de la deuda pública y, sobre todo, de los hogares. A este respecto, las familias, en un contexto de intensa mejora de su posición financiera, reducen su endeudamiento hasta mínimos desde 2003. En el caso de las empresas, su deuda aumenta levemente: el menor recurso a préstamos de instituciones financieras es contrarrestado por la mayor contratación de préstamos procedentes del resto del mundo.

Por lo que respecta a los activos financieros, las familias adquieren seguros, pensiones y fondos de inversión, mientras que reducen posiciones en efectivo y depósitos. Asimismo, gracias a la revalorización de los activos, la riqueza de hogares y empresas se mantiene en niveles máximos.  

La deuda total de la economía española[1] crece en volumen en el 3T19, por tercer trimestre consecutivo, un 0,4% trimestral hasta casi 3,56 billones de euros; no obstante, en términos relativos se reduce un punto hasta el 288,2% del PIB.    

El desapalancamiento en el trimestre se explica por la reducción del endeudamiento, tanto de las AA.PP. como, sobre todo, del sector privado (en concreto hogares).

Por un lado, la deuda pública[2] se reduce muy levemente, apenas dos décimas hasta el 135,8% del PIB (+96 puntos desde los mínimos de 2008); por otro, la deuda de familias y empresas cae nueve décimas hasta el 152,4% del PIB (-1,1 puntos en términos consolidados hasta el 131,3%): hay que retroceder 15 años para encontrar una ratio menor (-74,3 puntos desde los máximos de 2010).

El endeudamiento de los hogares, en mínimos desde 2003

Tras el fuerte aumento del trimestre anterior, la deuda (aquélla materializada en préstamos) de los hogares vuelve a tasas negativas (-1,3% trimestral), mientras que en términos interanuales el descenso es del 0,4%. El volumen total (708.499 millones de euros) representa el 57,4% del PIB, 1,2 puntos menos que el trimestre anterior y mínimo desde el 4T03. El ajuste desde máximos es de 28,3 puntos de PIB. En términos de la renta bruta disponible (RBD), la deuda se reduce con intensidad, casi dos puntos hasta el 91,9% (96,2% hace un año), la ratio más baja desde el 1T04.

Los pasivos netos contraídos por las familias en el 3T19 se reducen en 8.901 millones de euros, cifra muy similar a la de un año antes (-8.937 millones): se reduce, fundamentalmente, la contratación de préstamos con instituciones financieras monetarias (-11.064 millones); en cambio, aumentan en casi 2.000 millones los préstamos contratados con instituciones financieras no monetarias.

Por otro lado, el saldo total de activos financieros de las familias se reduce ligeramente en el 3T19, un 0,4% trimestral hasta casi 2,34 billones de euros. Aunque los activos registran una leve revalorización en el trimestre (7.236 millones de euros), derivada, sobre todo, del comportamiento de seguros, pensiones y valores representativos de deuda, la adquisición neta de activos financieros es negativa y contrarresta ampliamente dicha revalorización (-16.571 millones de euros vs -25.469 millones en el 3T18).

La adquisición neta negativa de activos financieros se explica por la reducción de la contratación de efectivo y depósitos, sobre todo transferibles (-5.500 millones de euros) y cuentas pendientes de cobro (-9.981 millones). Por el contrario, las familias adquieren seguros y pensiones (3.938 millones) y participaciones en fondos de inversión (2.344 millones).

Fruto de la evolución de activos y pasivos, la riqueza financiera neta de los hogares se incrementa un 0,1% trimestral (+7,1% interanual, el mayor avance en dos años) hasta 1,57 billones de euros, nuevo máximo histórico y equivalente al 204,1% de la RBD (198,5% un año antes).

Como se observa en el siguiente gráfico (con datos al 2T19), la mayor parte de la riqueza total de las familias, que está en máximos desde 2011 (569% del PIB), sigue materializada en activos inmobiliarios: en concreto, el 77,4% del total, si bien su peso actual es 10 puntos inferior a los registrados en 2009-2010. 

Ligero aumento de la deuda empresarial

La deuda consolidada de las empresas (préstamos y valores representativos de deuda, excluyendo los importes frente a otras empresas) se incrementa en el 3T19 un 0,9% trimestral (+1% interanual, tercera subida consecutiva) hasta 911.520 millones de euros. En términos de PIB dicha cifra representa el 73,9%, una décima más que el trimestre anterior, aunque muy por debajo (46,2 puntos) de los máximos de 2010.

La deuda neta contraída por las empresas (en términos consolidados) en el 3T19 aumenta en 5.270 millones de euros (-2.127 millones en julio-septiembre de 2018): se trata de la cifra más alta en un tercer trimestre de los últimos nueve años.

Aumentan, tanto los valores representativos de deuda (casi 4.600 millones), fundamentalmente en manos del resto del mundo, como, en mucha menor medida, los préstamos, concedidos también por el resto del mundo. En cambio, se reduce la contratación de préstamos con instituciones financieras monetarias (-3.805 millones vs -5.680 millones un año antes); si a ello se añaden las amortizaciones, el saldo de estos préstamos se reduce en 6.207 millones hasta un total de 438.000 millones, el menor volumen desde 2004.     

Por lo que respecta al saldo total de los activos financieros, se incrementa, por tercer trimestre consecutivo, un 1% trimestral hasta superar los 2,63 billones de euros, nuevo máximo de la serie: la revalorización de los activos en 10.536 millones de euros es parcialmente contrarrestada por la adquisición neta de activos negativa (-1.536 millones de euros), algo que no sucedía en un tercer trimestre desde 2008 (7.887 millones en el 3T18).

Dicha adquisición neta negativa se debe a la reducción de la contratación de efectivo y depósitos, valores representativos de deuda y, en especial, créditos comerciales y anticipos, en contraste con la mayor concesión de préstamos a otras empresas (5.858 millones). 


[1] El concepto de deuda que se emplea a lo largo de esta nota incluye sólo la materializada en valores representativos de deuda y en préstamos. Asimismo, la deuda del conjunto de la economía no incluye instituciones financieras.

[2] El concepto de endeudamiento de las AA.PP. empleado en las Cuentas Financieras es más amplio que el utilizado por la CE en términos del Protocolo de Déficit Excesivo (PDE): este último, que se sitúa en el 97,8% del PIB en el 3T19, incluye las obligaciones brutas de las AA.PP. en efectivo y depósitos, títulos representativos de deuda (computados por su valor nominal y no por su valor de mercado) y préstamos, excepto los pasivos emitidos por Administraciones en manos de otras Administraciones. Descontados los pasivos entre Administraciones, la deuda de las AA.PP. asciende al 114,5% del PIB.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal