Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / La capacidad de financiación se mantiene en el 2% del PIB

Publicado el 29/06/2018

Descargar documento completopdf

La economía española registró una fuerte mejoría de su posición financiera frente al exterior en el arranque del año, gracias, básicamente, a la reducción del déficit público, que compensó ampliamente el deterioro del sector privado no financiero, especialmente intenso en el caso de los hogares. 

Por segundo año consecutivo, la economía española arrancó 2018 generando capacidad de financiación por valor de 622 millones de euros en el primer trimestre (0,2% del PIB trimestral), una cifra muy superior a la enero-marzo de 2017 (apenas 31 millones) y máximo histórico en dicho periodo. En términos acumulados de los últimos cuatro trimestres, la capacidad de financiación alcanza 23.672 millones (2% del PIB, idéntico porcentaje al del conjunto de 2017).

La mejoría de la posición financiera de la economía en los primeros tres meses del año es compatible con un leve aumento, tanto de la inversión del conjunto de la economía (21,1% del PIB, el porcentaje más alto en seis años) como del ahorro (22,9%, máximo desde finales de 2004).

En el caso de las AA.PP., el buen comportamiento de la recaudación permite aumentar la inversión y, al mismo tiempo, seguir reduciendo su desequilibrio (-3.980 millones de euros en el 1T18 vs -5.381 millones un año antes), de modo que, en términos anuales, el déficit se sitúa en mínimos desde mediados de 2008: 34.832 millones, cantidad equivalente al 3% del PIB, una décima menos que en 2017, pero casi un punto por encima del objetivo fijado para todo el año (2,2%). En el periodo enero-marzo, mientras que el gasto en consumo se ralentizó, cuatro décimas hasta el 2% interanual, la recaudación por impuestos se aceleró y creció muy por encima, tanto los indirectos (+6%) como, sobre todo, los directos (+9,1%), de modo que el sector público registró ahorro por valor de 4.919 millones de euros, casi tres veces más que en el 1T17. Por su parte, la inversión se disparó un 22,3%, el crecimiento más intenso desde mediados de 2015.

Por lo que respecta a las empresas, es el único agente no financiero que presenta capacidad de financiación, que, además, se mantiene en niveles muy elevados: 17.035 millones de euros, el segundo mejor registro de la serie en un primer trimestre, sólo por detrás del anotado el pasado año (17.122 millones).

Por un lado, su renta disponible se ralentizó de forma notable y creció un 2,6%, 10 puntos menos que el trimestre anterior, lastrada por el debilitamiento del excedente bruto de explotación (+3,6% vs +6,3% en el 4T17); por otro, el pago de impuestos creció a un ritmo extraordinario (se triplicó respecto al 1T17). La renta resultante, más las transferencias netas de capital recibidas (1.474 millones), fue más que suficiente para financiar la inversión, que creció un 3,6% hasta 41.187 millones. Por su parte, la capacidad de financiación acumulada en el último año asciende a 34.151 millones de euros, cifra muy similar a la del cierre del pasado ejercicio (2,9% del PIB).

Se sigue deteriorando la posición financiera de las familias

La renta bruta disponible (RBD) de las familias se aceleró con fuerza en el 1T18, 1,4 puntos hasta el 3,9% interanual, la tasa más elevada de los últimos tres años. Este comportamiento se explica por la evolución positiva del excedente bruto de explotación, que crece un 6,8%, un ritmo desconocido en siete años, la remuneración de asalariados, que mantiene su avance en el 3,5%, y el saldo neto de rentas de la propiedad recibidas, que crece un 7,4%, gracias a la intensa caída (-18,6%) de los intereses pagados. Por su parte, tras dos trimestres creciendo a ritmos en torno al 9%, el pago de impuestos directos se frenó hasta el 5,6%.

Por lo que respecta al gasto en consumo final de los hogares (en términos nominales), creció al mismo ritmo que la RBD; es decir, un 3,9%, lo que supone una leve ralentización (dos décimas) respecto al 4T17. Como resultado, el ahorro fue negativo (desahorro): -7.022 millones de euros, el peor registro de la serie en un primer trimestre (-6.790 millones un año antes). En términos anuales el ahorro cae a mínimos históricos: 5,6% de la RBD, una décima menos que en el conjunto de 2017.

Las reducidas transferencias netas de capital recibidas (87 millones de euros) no compensaron el ahorro negativo, mientras que la inversión creció un 8,6% hasta 11.311 millones, la cifra más alta en un primer trimestre en siete años. En consecuencia, los hogares registraron en el 1T18 una necesidad de financiación por importe de 18.246 millones, cantidad que supera en un 6,7% la del año anterior y que es la más elevada en un primer trimestre de la última década. Por su parte, en términos acumulados de cuatro trimestres también se registra necesidad de financiación: 4.206 millones de euros, que equivalen al 0,4% del PIB (0,3% en 2017).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal