Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Fuerte rebote de la economía en el 3T20

Publicado el 30/10/2020

Descargar documento completopdf

Como era previsible tras los datos de la EPA de hace unos días, la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR) del 3T20 arroja un fuerte repunte de la actividad, más intenso de lo esperado: el PIB crece un 16,7% trimestral, un ritmo desconocido en la serie disponible y que supera ampliamente nuestra estimación, que se situaba entre el 12% y el 13%. De este modo, se recupera un 59% de la caída acumulada en el primer semestre del año (-22,1%), si bien no hay que olvidar que los niveles actuales siguen estando muy por debajo de los de hace un año (-8,7%).

El aumento del PIB ha venido impulsado por la mejora generalizada de todos sus componentes, sobre todo la demanda interna, y muy especialmente el consumo de los hogares, que crece un extraordinario 20,7% trimestral, tras la caída anterior casi de la misma intensidad (-20,4%). La recuperación del consumo se ha debido, en gran medida, al gasto en bienes duraderos, que se dispara un 61%, al aflorar gran parte de la demanda embalsada que no pudo materializarse en la primera parte del año.

Los datos presentados hoy han sorprendido positivamente, pero no podemos olvidar que son provisionales y están elaborados con información incompleta (la mayoría de los indicadores hasta agosto). Teniendo en cuenta que la evolución a lo largo del trimestre ha sido de más a menos, con un deterioro muy pronunciado en septiembre, habrá que esperar a su revisión y actualización, el próximo 23 de diciembre, con toda la información disponible entonces.

La subida histórica del PIB en el 3T20, tras las caídas de los dos trimestres previos, permite salir a la economía de la "recesión técnica", si bien el conjunto de 2020 cerrará con una caída anual, algo que no sucedía desde 2013. Dado el debilitamiento de la actividad que se viene observando desde el pasado verano, el 4T20 será peor de lo previsto y no es descartable una ligera contracción del PIB. 

Como en los dos trimestres anteriores, y en respuesta al desafío que representa la actual crisis para el análisis estadístico, el INE ha adaptado los métodos de estimación tradicionales (solo se dispone de información completa para julio y agosto), incorporando fuentes adicionales disponibles para todos los meses del trimestre e indicadores basados en datos administrativos, siguiendo las recomendaciones de Eurostat. En cualquier caso, advierte que las futuras revisiones de los resultados publicados[1] podrían ser de una magnitud mayor que la habitual.

El aumento trimestral del PIB en el 3T20 se explica, fundamentalmente, por la mejora de la demanda interna, que aporta 14,8 puntos, impulsada por todos sus componentes: crecen con fuerza, tanto el consumo de hogares (+20,7%) como, sobre todo, la inversión en equipo (+39,4%), mientras que los ritmos son algo más modestos en inversión en construcción y gasto de las AA.PP. (+16,6% y +1,1%, respectivamente).

La demanda externa también contribuye, aunque en menor medida, al aumento del PIB: aporta los 1,9 puntos restantes, fruto de una reactivación más intensa en el caso de las exportaciones (+34,3% vs +28,4% las importaciones), dentro de las cuales destaca el comportamiento de los servicios (+50,4% vs +30,3% los bienes), una vez superado el hundimiento en el trimestre anterior del gasto de los no residentes en territorio nacional (turismo).

Por lo que respecta a la oferta, las tasas positivas también son generalizadas, destacando, sobre todo, la recuperación de comercio, transporte y hostelería, que crecen un extraordinario 42,5% (aportan casi 6,4 puntos al crecimiento del PIB), seguidos de industria manufacturera (+33%) y actividades artísticas y recreativas (+29%). Precisamente, comercio, transporte, hostelería y actividades recreativas fueron las más dañadas por las medidas de contención de la pandemia en el 2T20. En todo caso, pese a esta reactivación, estas actividades están aún muy por debajo de los niveles de hace un año: un 22% el comercio y la hostelería y un 18,5% las actividades recreativas.

En cuanto al mercado laboral, las horas efectivamente trabajadas crecen un 24,7% trimestral, muy por encima del aumento en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo -PTETC- (+16%); esta enorme diferencia se debe al aumento en la jornada media a tiempo completo (+7,5%), en línea con la progresiva reincorporación de trabajadores afectados anteriormente por ERTEs. Por actividades, en todas ellas se incrementa el número de horas trabajadas, con especial intensidad en construcción y algunas terciarias (comercio, transporte, artísticas y recreativas): todas ellas anotaron notables caídas en el trimestre anterior. Por su parte, en tasa interanual, las horas trabajadas se reducen un 6,2% (-5,5% en PTETC).

En tasa interanual, la caída del PIB (-8,7%) procede de la detracción de los dos componentes de la demanda, tanto la externa (-0,9 puntos), como, en especial, la interna (-7,8 puntos).

Por el lado de la demanda interna, sólo el gasto público se encuentra en terreno positivo (+3,7%), mientras que el resto de agregados anotan caídas de dos dígitos, algo más intensas en la inversión (-15,2% en construcción y -11,4% en bienes de equipo) que en el consumo de las familias (-10,4%). En cuanto a la demanda externa, todos los intercambios con el exterior se contraen, pero con más intensidad las exportaciones (-17% vs -15,7% las importaciones), especialmente las de servicios turísticos (-74,3%). 

De la evolución del PIB y el empleo comentada anteriormente, se extrae una caída interanual de la productividad por PTETC del 3,4%, mientras que, en términos de horas efectivamente trabajadas, el retroceso es algo menor (-2,7%).

Si al deterioro de la productividad por PTETC se añade un ritmo de avance de la remuneración por asalariado del 1%, el más modesto en dos años, los costes laborales unitarios (CLUs) siguen creciendo a ritmos muy elevados, aunque algo menores que en los dos trimestres anteriores; en concreto, un 4,6%.

Por último, el PIB nominal también ralentiza sensiblemente su ritmo de caída, casi 13 puntos hasta el 7,8% interanual, ya que el deflactor implícito estabiliza su tasa de avance en el 1%, que es la más baja desde el arranque de 2018.


[1] Se trata de un dato provisional, elaborado con la información disponible hasta el momento, que será actualizado el próximo 23 de diciembre con toda la información disponible entonces, en especial la Balanza de Pagos trimestral y las Cuentas Trimestrales no Financieras de las AA.PP.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Actualidad

Fin del contenido principal

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.