Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / Fitch mejora la calificación de España por primera vez en tres años

Publicado el 22/01/2018

Descargar documento completopdf

El pasado viernes, 19 de enero, la agencia de rating Fitch elevó un escalón la calificación de la deuda soberana de España, desde BBB+ hasta A-, rebajando la perspectiva de positiva a estable. Esta subida, la primera que se produce desde abr-14, confirma la mejora que se viene observando en la confianza de los mercados sobre la economía española y muestra que, en el actual contexto, pesan más la inercia alcista y la fortaleza de la actividad que la incertidumbre derivada de las tensiones políticas en Cataluña. En este sentido, las otras agencias de calificación (Moody´s y Standard&Poors) podrían seguir los pasos de Fitch en los próximos meses.

Tras perder ocho escalones entre mayo de 2010, cuando perdió la máxima calificación crediticia (AAA), y junio de 2012, la deuda soberana española se situó en BBB, a sólo dos escalones del bono basura. No fue hasta abr-14 cuando Fitch subió la nota hasta BBB+, y han tenido que pasar casi tres años para efectuar una nueva subida hasta A-, lo que supone recuperar el grado de inversión de calidad buena, algo que no sucedía desde el inicio de 2012.

Esta subida de rating supone un respaldo al desempeño de la economía en los últimos años, cuando hemos asistido a una fuerte corrección de los desequilibrios macro, junto con la implementación de una serie de reformas encaminadas a dotar al tejido productivo de mayor competitividad y flexibilidad, capaz de afrontar con éxito posibles shocks de demanda. Todo ello explica la actual fase de crecimiento sólido y generador de empleo.

Según Fitch, aunque la tensión en Cataluña ha elevado el riesgo político, el impacto sobre la economía ha sido, de momento, limitado. Considera muy improbable la independencia de Cataluña y que la solución al conflicto vendrá de un acuerdo que incluya una revisión de la financiación y mayor autonomía.

La decisión de Fitch se une a la fuerte corrección de la prima de riesgo, en mínimos desde 2010 (en torno a los 90 pb), lo que permitirá seguir reduciendo los costes de financiación de la economía y ampliando la base inversora.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal