Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / El superávit corriente sigue en máximos

Publicado el 30/04/2018

Descargar documento completopdf

Gracias a la fuerte corrección del déficit energético en febrero, el saldo por cuenta corriente fue el mejor en dicho mes de las últimas dos décadas, mientras que en términos anuales el superávit se mantiene cerca del 2% del PIB. 

Por segundo mes consecutivo, la balanza por cuenta corriente registró déficit en febrero (-450 millones de euros), si bien esta cifra es la mitad que la de feb-17 y la menor en dicho mes desde 1998. En términos acumulados de 12 meses el superávit corriente alcanza 22.474 millones de euros (1,9% del PIB), nuevo máximo histórico.

 

La mejoría del saldo corriente en febrero se debió, fundamentalmente, al buen comportamiento de la balanza comercial[1], cuyo déficit (2.167 millones de euros) fue un 16,8% inferior al del mismo mes de 2017, lo que supone la mayor caída desde nov-16; este descenso se explica por la intensa mejoría del componente energético, cuyo déficit se redujo un 32,1% interanual hasta 1.711 millones de euros; por el contrario, el déficit no energético se elevó hasta 456 millones, una cifra más de cinco veces superior a la de feb-17. En el caso de la balanza de rentas, su déficit aumentó un 23,8% hasta 1.652 millones, fruto del retroceso de los ingresos (-2%, la mayor caída en cinco meses), en contraste con el avance de los pagos (+3,3%). Por lo que respecta al superávit de turismo, cayó un 1,2% hasta 1.876 millones.  

Dentro de la balanza de bienes y servicios, las exportaciones se ralentizaron de forma notable (+1,8% interanual, el menor avance desde abr-17): las exportaciones de bienes crecieron al menor ritmo en 10 meses (+2,3%), lastradas por el intenso freno de las no energéticas (+1% vs +26,8% las energéticas); mientras, los ingresos por turismo crecieron un 3%, la mitad que en enero. En cuanto a las importaciones, se redujeron por vez primera en año y medio (-0,7%): se frenan ligeramente los pagos por turismo (+9,4%, medio punto menos que el mes anterior) y con más intensidad las compras de bienes, que apenas crecen un 0,3%, la tasa más baja desde oct-16, condicionadas, sobre todo, por la caída de las energéticas, la primera en 16 meses (-13,4% vs +2,7% el resto).

El déficit corriente fue parcialmente compensado por el superávit de la balanza de capital (200 millones de euros, prácticamente el doble que en feb-17), de modo que la economía registró la menor necesidad de financiación en un mes de febrero desde 1998 (-783 millones un año antes).

Por lo que respecta a la balanza financiera (excluido el Banco de España), registró un saldo neto negativo de 2.492 millones de euros, lo que significa que las inversiones de extranjeros en España superaron las de españoles en el exterior (es decir, una entrada neta de fondos); además, es la primera vez que se contabiliza un saldo negativo en febrero en los últimos cinco años (7.007 millones en feb-17). Este dato se explica por las otras inversiones (préstamos, repos y depósitos), con un saldo de -6.068 millones:

•·        El saldo negativo de la otra inversión procedió de un aumento de los pasivos (inversiones de extranjeros en nuestro país) por 6.247 millones, muy superior al de los activos (inversiones de españoles en el exterior) (180 millones).  

•·        En el caso de la inversión directa, el saldo fue positivo por 1.078 millones, fruto de la mayor reducción de pasivos (-1.705 millones vs -627 millones los activos).

•·        Por último, el saldo de la inversión de cartera también fue positivo (1.616 millones): en este caso, los activos aumentaron más que los pasivos (9.553 millones y 7.937 millones, respectivamente).

En los dos primeros meses del año, el saldo neto de la cuenta financiera (sin Banco de España) fue positivo, aunque algo inferior al del mismo periodo de 2017: 23.739 millones frente a 32.566 millones. Todos los tipos de inversión registran saldos positivos: aumentan respecto al pasado ejercicio los de la inversión directa (2.705 millones vs -1.387 millones) y la otra inversión (5.214 millones vs 3.947 millones), mientras que se reduce notablemente el de la inversión de cartera (15.006 millones, la mitad que en enero-febrero de 2017).


[1] Datos de comercio de bienes (energéticos y no energéticos) en términos de Aduanas.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal