Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / El superávit corriente sigue en máximos históricos

Publicado el 01/12/2016

Descargar documento completopdf

La balanza por cuenta corriente española alcanzó en septiembre un superávit de 1.473 millones de euros, máximo histórico en dicho mes: el prolongado ajuste del déficit energético compensó ampliamente el deterioro del resto de balanzas, en especial la de rentas. Por su parte, aunque la balanza financiera volvió a registrar salidas netas de capitales (4.410 millones), éstas fueron muy inferiores a las del pasado año: la notable inversión de extranjeros en España, sobre todo en cartera y otras inversiones, fue superada por el extraordinario volumen invertido por los españoles en el exterior.

El superávit de la balanza por cuenta corriente en septiembre ascendió a 1.473 millones de euros, el mejor registro en dicho mes de toda la serie (1.359 millones en sep-15). De este modo, el superávit en términos anuales continúa en máximos históricos: 21.080 millones (1,9% del PIB vs 1,4% en el conjunto de 2015). 

 

La mejora del saldo corriente en septiembre se debió a la corrección del déficit energético[1], que se redujo un 35,2% interanual hasta 1.209 millones de euros, contrarrestando el deterioro del déficit de bienes no energéticos, que se amplió un 45,1% hasta 1.022 millones, el peor registro en dicho mes desde 2010. Las balanzas de turismo y, sobre todo, de rentas también empeoraron: en el primer caso, el superávit se redujo por segundo mes consecutivo, aunque sólo un 0,7%; en el segundo, su déficit creció un 37,2%, impulsado por el crecimiento de los pagos al exterior (+15,2% vs +11,1% los ingresos).

Dentro de la balanza de bienes y servicios, las exportaciones crecieron un 2,3%, casi cinco puntos menos que en septiembre, apoyadas en los ingresos por turismo (+7,8%, la tasa más alta en tres meses) y las ventas de productos energéticos, que suman dos meses con ritmos elevados (+8,6%), en contraste con las de productos no energéticos, que registran un leve retroceso (-0,4%). Por lo que respecta a las importaciones, también se ralentizaron (+1,1% vs +5,3% anterior); en este caso, las compras de bienes energéticos siguen cayendo con intensidad (-19,2%) y las de no energéticos crecieron a un ritmo muy moderado (+1,1%), mientras que los pagos de turismo registraron el mayor avance en seis meses (+27,4%).

Por otro lado, el superávit de la balanza de capital se redujo con fuerza, un 48,9% interanual hasta 165 millones de euros, el peor registro en un mes de septiembre desde 2011. En consecuencia, la capacidad de financiación de la economía (suma de los saldos corriente y de capital) se contrajo un 2,7% hasta 1.637 millones.

Por lo que respecta a la balanza financiera (excluido el Banco de España), registró salidas netas de capitales por 4.410 millones de euros, un 26,7% menos que en sep-15. Estas salidas procedieron de inversiones directas (-2.082 millones, la mitad que hace un año) y otras inversiones (-3.918 millones vs +3.995 millones), que fueron parcialmente compensadas por las entradas netas de inversiones de cartera (+1.756 millones vs -5.757 millones).  

Entre las inversiones de cartera, destacan las elevadas inversiones realizadas por los españoles en el exterior, 6.708 millones de euros; hay que retroceder a 2000 para encontrar una cifra superior en un mes de septiembre. Por su parte, los extranjeros invirtieron en nuestro país 8.463 millones, en contraste con las desinversiones de 4.177 millones de un año antes.


[1]   Datos de comercio de bienes (energéticos y no energéticos) en términos de Aduanas.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal