Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / El ritmo de creación de empleo se amortigua

Publicado el 25/07/2019

Descargar documento completopdf

Como suele ser habitual en este periodo, el comportamiento del mercado laboral en el segundo trimestre ha sido positivo, si bien se observa una cierta moderación en los ritmos de creación de empleo, tras los notables registros de los dos trimestres anteriores.

Los volúmenes de ocupación y paro son similares a los de 2008, pero aún queda recorrido para recuperar los niveles anteriores al estallido de la crisis: actualmente hay casi 950.000 ocupados menos y cerca de 1,5 millones de parados más. Por su parte, pese a una ligera recuperación en el trimestre, sigue preocupando la baja tasa de actividad de la economía.  

 

Se frena el aumento de la ocupación

El aumento del empleo entre abril y junio está en línea con nuestras previsiones: un 1,7% trimestral (333.800 ocupados más), si bien se trata de la menor creación de empleo en un segundo trimestre de los últimos tres años (+469.900 en el 2T18). Por el lado menos positivo, el ritmo de avance en términos corregidos de efectos estacionales es el más bajo desde el 2T16 (+0,31% trimestral vs +0,65% anterior).

El empleo creado en el 2T19 (i) es, fundamentalmente, terciario (+313.200), si bien empeora la cifra de hace un año (+371.400), mientras que se destruyó en el agrario (-30.400) y muy levemente en la construcción (-5.000), algo que no sucedía en un segundo trimestre desde 2013, (ii) se reparte, prácticamente a partes iguales, entre temporales (+166.100) e indefinidos (+164.500), con lo que la tasa de temporalidad crece medio punto hasta el 26,4%, y (iii) en gran medida, es a tiempo completo (+283.000 vs +50.800 el parcial).

En tasa interanual, el empleo crece un 2,4% (casi 461.000 ocupados más), ocho décimas menos que en el 1T19 y el menor avance desde el arranque de 2018. Por sectores, todos ellos, salvo el agrario, aumentan la ocupación en el último año, destacando, en términos relativos, la construcción, si bien sufre una notable ralentización (+5% vs +11,2% anterior); los servicios también pierden intensidad (+2,5% vs +3%), mientras que la industria repunta levemente (tres décimas hasta el 1,5%). Por su parte, en términos absolutos, casi el 80% de los nuevos ocupados corresponden a los servicios (+371.100).

El peor segundo trimestre, en términos de paro, en siete años

El paro anota una caída de 123.600 personas (-3,7% trimestral), lo que supone el peor registro en este periodo desde 2012 (-306.000 hace un año). El volumen total (3,23 millones de parados) equivale al 14% de la población activa (14,7% en el 1T19 y 15,3% hace un año): son los mejores datos desde el cierre de 2008.

En términos interanuales, la caída es del 7,4% (-11,6% anterior), la menos intensa desde mediados de 2014 (259.500 parados menos en el último año).

Por otro lado, de la EPA del 2T19 se pueden extraer algunos datos positivos: (i) la tasa de paro entre los menores de 25 años se reduce ocho décimas hasta el 33,2%, (ii) los parados que perdieron su empleo hace más de un año caen un 3,8% hasta 1,26 millones, mínimo de la última década, y (iii) el número de hogares con todos sus miembros activos en paro se sitúa por debajo del millón por primera vez desde finales de 2008 (992.800, el 5,3% del total).

Intenso crecimiento de la población activa

La caída del paro en abril-junio habría sido mayor, de no ser por el fuerte aumento de los activos: +210.200 (+0,9% trimestral), el mayor incremento en un segundo trimestre en 11 años. Entre abril y junio se incorporan al mercado laboral, sobre todo hombres (+114.800 vs +95.400 mujeres) y españoles (+128.800 vs +81.300 extranjeros).

En términos interanuales, los activos también crecen un 0,9% (+201.400), un ritmo desconocido desde 2009. Las entradas en el mercado de trabajo se concentran, fundamentalmente, entre las mujeres (+119.300 vs +82.100 hombres) y los extranjeros (+179.000 vs +22.400 españoles).

En cuanto a la tasa de actividad, quiebra la senda descendente del último año y aumenta tres décimas hasta el 58,7%, una tasa que sigue siendo muy reducida, tanto en términos históricos (en 2008-2013 llegó a superar el 60%) como en términos comparativos con los países de nuestro entorno.

La pérdida de dinamismo del empleo es casi generalizada a nivel regional

En el periodo abril-junio se desacelera la creación interanual de empleo en 13 de las 17 regiones, destacando, por su intensidad, la pérdida de vigor en Castilla La Mancha y, sobre todo, Baleares; no obstante, la única Comunidad que pierde ocupación en el último año es Asturias, que lo hace de forma casi ininterrumpida desde finales de 2017 (-2,5%). Por el lado positivo, la ocupación se intensifica La Rioja, Navarra, Madrid y, en especial, Cantabria, si bien son Murcia y Extremadura las que registran las mayores tasas, por encima del 4% interanual.

Por lo que respecta al paro, en el 2T19 sólo aumenta en Aragón, Asturias y los dos archipiélagos (en Baleares la subida llega hasta el 10,2% interanual), mientras que destacan positivamente Cantabria y Navarra, con retrocesos en torno al 23%. En cuanto a la tasa de paro, sólo aumenta respecto al trimestre anterior en dos regiones, Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha; en el extremo opuesto, destacan los descensos en Cantabria y Baleares. A este respecto, se mantiene la enorme dispersión de las tasas de paro entre Comunidades: desde el entorno del 8% de la población activa en Navarra y País Vasco hasta el 21% en Andalucía y Canarias.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal