Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / El petróleo supone un riesgo para la inflación

Publicado el 11/05/2018

Descargar documento completopdf

El distinto calendario de la Semana Santa y su impacto sobre los precios turísticos explica, básicamente, la ligera caída de la inflación en abril (una décima hasta el 1,1%). En sentido contrario, destaca la aceleración del componente energético, acusando el encarecimiento del petróleo, que se encuentra en máximos desde finales de 2014. 

La tasa de inflación de los servicios se redujo con intensidad, ocho décimas hasta el 1,1%, mínimo en 13 meses, ya que los precios relacionados con turismo y hostelería aumentan en el último año un 0,6% (2,8% anterior): destaca, sobre todo, la evolución de paquetes turísticos y servicios de alojamiento. También tuvieron un impacto bajista los precios relacionados con la vivienda (0,8% vs 1%), debido al descenso del precio del gas, frente a la subida de hace un año, que compensó ampliamente el encarecimiento de la electricidad, en contraste con la estabilización de abr-17.

El resto de grupos tuvieron un impacto positivo sobre la inflación general. En primer lugar, la tasa de la alimentación repuntó dos décimas hasta el 1,6%, la más alta en lo que va de año, impulsada por sus dos componentes, especialmente los frescos (2% vs 1,6% en marzo), entre los que destacan pescado, marisco y frutas. Por su parte, la tasa de los alimentos elaborados aumentó con menor intensidad, una décima hasta el 1,4%, sobre todo por el comportamiento de productos lácteos y bebidas alcohólicas.

 

Los bienes industriales no energéticos registran una tasa de inflación nula (-0,1% anterior). Este ligero alza se debió, básicamente, al comportamiento de publicaciones, artículos de uso personal y para el hogar.

La inflación de los productos energéticos aumentó un punto hasta el 2,3%, ya que los precios de carburantes y combustibles subieron más este año que en abr-17, lo que, a su vez, repercutió en los precios del transporte (2% vs 1,4% anterior).

Más allá de los vaivenes de la inflación general, la tasa subyacente, descontados los elementos más volátiles (alimentos frescos y productos energéticos) anota un significativo descenso, cuatro décimas hasta el 0,8%.   

Por lo que respecta a la inflación armonizada (IPCA), se redujo dos décimas hasta el 1,1%, de modo que, a falta de conocer el dato definitivo de la UEM, el diferencial con nuestros socios se reduce una décima hasta
-0,1 puntos.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal