Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / El mercado laboral va recuperando el pulso lentamente

Publicado el 02/07/2020

Descargar documento completopdf

En sintonía con la paulatina reactivación económica, la afiliación media aumenta en junio, por segundo mes consecutivo, en 68.200 personas. Asimismo, más relevante para testar el ritmo de vuelta a la normalidad es el número de trabajadores sujetos a ERTEs, que en el último mes se ha reducido en casi 1,2 millones, el 90% de los cuales estaba en ERTE de fuerza mayor.

En cualquier caso, no hay que perder de vista el tremendo daño que está causando la crisis en el mercado laboral: entre el 12 de marzo y el 30 de abril la afiliación cayó un 4,9% (-948.000 afiliados); desde entonces hasta el 30 de junio se han recuperado apenas 88.000 (+0,5%), por lo que quedan aún unos 860.000 para recuperar los niveles pre-Covid. En cuanto a los ERTEs, llegaron a estar sujetos en torno a 3,4 millones de trabajadores (cifra del 30 de abril), y, aunque entre mayo y junio han salido casi 1,6 millones de afiliados, aún quedan en dicha situación 1,83 millones. 

Sigue creciendo la afiliación...

 

El empleo crece en junio, por segundo mes consecutivo, en 68.208 afiliados medios (+0,4% mensual), en línea con nuestras previsiones, pero que constituye el peor mes dato en dicho mes desde 2015; el volumen total de afiliación se sitúa en 18,62 millones. Con datos a fin de mes, el número de afiliados asciende a 18,48 millones, lo que supone una reducción de casi 100.000 personas respecto al cierre de mayo (sólo el 30 de junio la caída fue de 161.500).     

Por su parte, tras las fuertes caídas de los meses anteriores, los datos desestacionalizados arrojan un aumento de 29.447 personas; en todo caso, en el conjunto del 2T20 la afiliación cae un 4,9% trimestral (casi 950.000 afiliados menos), el peor registro de la serie. Este comportamiento es coherente con un desplome sin precedentes del PIB en dicho periodo: en este sentido, el Banco de España estima una caída de entre el 16% y el 21,8% trimestral.

Como se ve en los gráficos anteriores, y a pesar de la mejoría en mayo y junio, la pérdida de empleo acumulada desde el estallido de la crisis arroja cifras impactantes: hay casi 860.000 afiliados menos.

Por actividades, la recuperación de los niveles previos avanza a desigual ritmo. Dentro del Régimen General, destaca el crecimiento de la afiliación en construcción (+40.383 afiliados comercio (+26.709), en contraste con la fuerte bajada en educación (-45.396). Precisamente la construcción es donde más se recuperado el empleo en mayo-junio (+8,5%), seguida de hostelería (+3%), frente a la caída, próxima al 10%, en educación. En todo caso, todas) y las actividades por debajo de los niveles de empleo anteriores al estallido de la crisis, destacando hostelería (-9,5% acumulado desde el 12 de marzo) y, sobre todo, educación (-15,7%).

En cuanto a la utilización de ERTEs, en los últimos dos meses han salido de dicha situación 1,56 millones de afiliados, la mayoría (1,17 millones) en el mes de junio. Quedan todavía, a 30 de junio, 1,83 millones de trabajadores sujetos a ERTE, la mayoría de ellos (casi 1,56 millones) en situación de ERTE por fuerza mayor. Por actividades, las más afectados siguen siendo la hostelería, sobre todo servicios de comidas y bebidas, y comercio y, a cierta distancia, educación.

Por regiones, pese a la mejoría prácticamente generalizada del empleo en junio (y algo menos en mayo), el pésimo registro de abril lastra el balance del 2T20, de modo que todas ellas anotan caídas de la afiliación, destacando las más dependientes de las actividades turísticas, muy especialmente los dos archipiélagos (en concreto, Baleares registra una caída del 12,2% interanual). En cuanto a las Comunidades menos dañadas, son País Vasco y Navarra, con caídas en el entorno del 2%.

La ratio afiliados ocupados/pensionista se reduce ligeramente, una centésima hasta el 2,09; también se encuentra muy por debajo de los niveles de dic-19 (2,16) y de jun-19 (2,20). Esta bajada de la ratio es la primera desde marzo y coincide con el cuarto descenso consecutivo del número de pensionistas, aunque muy leve, apenas 880, cuando en los tres meses anteriores el descenso acumulado fue de casi 49.000. En cuanto al número de pensiones, aumenta por primera vez en cuatro meses (+603), mientras que la factura mensual de las pensiones retoma la senda ascendente, quebrada el mes anterior, cuando anotó la primera caída de la serie: crece un 0,1% mensual hasta 9.853 millones de euros.   

... y el aumento del paro se frena

El paro se incrementa en junio en 5.107 personas (+0,1% mensual), el menor aumento en cuatro meses, pero el peor registro en un mes de junio desde 2008. En consecuencia, el total de parados supera ligeramente los 3,86 millones, la cifra más alta en cuatro años. En términos desestacionalizados, el incremento es el más bajo desde que estalló la crisis (+77.593 parados vs +268.000 de media en marzo-mayo).

Casi cinco millones de beneficiarios de prestaciones por desempleo

En junio se firmaron casi 1,16 millones de contratos, un 42,3% menos que el año pasado y el peor dato en dicho mes desde 2002. De ellos, el 9,9% eran indefinidos, con un retroceso algo inferior al de los temporales (-34,3% vs -43%).

Por lo que respecta a los beneficiarios de prestaciones por desempleo, en mayo aumentaron en más de 300.000 hasta aproximarse a los cinco millones (+183,5% interanual), que, por segundo mes consecutivo, marca un nuevo máximo de la serie. Por su parte, los gastos totales en prestaciones ascienden a 5.526 millones de euros, un 279,1% más que en may-19.

Por segundo mes consecutivo, el número de beneficiarios supera ampliamente al de parados, en concreto en más de un millón de personas (es decir, la tasa de cobertura supera el 100%). Esto se debe a que entre los primeros se incluyen los cerca de 2,7 millones de personas que están percibiendo la prestación contributiva por ERTEs, pero que no están incluidos entre los parados registrados, ya que la relación laboral con su empresa se mantiene y permanecen en alta laboral.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal