Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / El mercado laboral sorprende positivamente en el tramo final de 2019

Publicado el 28/01/2020

Descargar documento completopdf

La EPA del 4T19 ha arrojado mejores datos de lo que esperábamos y de lo que anticipaba la evolución de la afiliación a la Seguridad Social. Esto supone un punto de inflexión en la tendencia de desaceleración de los trimestres anteriores, lo que vendría a confirmar un mejor tono de la economía en los últimos compases de 2019.

El pasado ejercicio cerró con más de 402.000 nuevos ocupados (+2,1%): esta cifra, algo inferior a las de años anteriores (+566.200 en 2018), se apoya en el vigor de los servicios, en contraste con el enfriamiento de la construcción. También destaca positivamente el aumento del empleo indefinido y a tiempo completo, mientras que la tasa de temporalidad cierra en mínimos de cuatro años. De este modo, el volumen total de ocupados se aproxima a los 20 millones, máximo en 11 años.

En cuanto al paro, también mejoró el pasado año, con una caída de 112.300 parados hasta el 13,8% de la población activa (14,4% un año antes). La corrección es menor que en ejercicios anteriores, fruto del fuerte aumento de los activos (+290.000, básicamente mujeres y extranjeros). En cualquier caso, la tasa de actividad se mantiene muy reducida, tanto en términos históricos como comparativos con los países de nuestro entorno, lo que dificulta seriamente la mejora del potencial de crecimiento de la economía.

 

La creación de empleo vuelve a tomar brío  

En el 4T19 el número de ocupados aumentó en 92.600 personas (+0,5% trimestral), lo que supone el mejor dato en un cuarto trimestre desde 2006 (+36.600 en el 4T18); de este modo, el empleo total se sitúa en 19,97 millones, máximo desde el cierre de 2008. Además, en términos desestacionalizados, el empleo crece un 0,8%, la tasa más alta desde el 2T18.

Por sectores, en el último trimestre de 2019 la creación de empleo se extendió a todos ellos, salvo en industria, que, además, empeora el registro de un año antes (-52.100 vs -17.400). En el resto de los casos también empeoran respecto al 4T18 construcción (+14.000 vs +39.700) y agricultura (+47.400 vs +57.200), mientras que los servicios registran el primer dato positivo en un cuarto trimestre desde 2015 (+83.000).

Los nuevos ocupados en el trimestre fueron, fundamentalmente (i) asalariados (+56.200 vs +34.300 los trabajadores por cuenta propia), (ii) indefinidos (+134.700 vs -78.600 los temporales), de forma que la tasa de temporalidad cae seis décimas hasta el 26,1%, lo que supone el mejor cierre de ejercicio en cuatro años (26,9% en 2018), y (iii) a tiempo parcial (+155.600 vs -63.000 los ocupados a tiempo completo).

En tasa interanual, la ocupación concluye 2019 con un aumento del 2,1% (402.300 ocupados más); dicha tasa supone quebrar la tónica de ralentización de los trimestres anteriores (+1,8% en el 3T19). El sector constructor es el principal responsable de la menor creación de empleo respecto al año anterior: el avance del 0,3% (tan sólo 4.000 ocupados más) es el más modesto desde 2013 y contrasta con el elevado dinamismo de 2018 (+11,9% y +136.200). Entre el resto de actividades, la agricultura registra el primer descenso desde 2014 (-3,8%), los servicios se ralentizan levemente respecto al año anterior, medio punto hasta el 2,5%, y el ritmo sólo se acelera en la industria (+2% vs -0,1%).

El paro, en mínimos de 11 años

El paro se redujo en el 4T19 en 22.500 personas (-0,7% trimestral), mejorando ligeramente el registro del año anterior en el mismo periodo (-21.800). El volumen total de paro supera ligeramente los 3,19 millones, la cifra más baja desde el 3T08 y que equivale al 13,8% de la población activa, una décima menos que en el trimestre anterior y seis décimas por debajo del cierre de 2018.

En términos interanuales, la caída del paro se estabiliza en el 3,4% (-112.300 parados), que es la menos intensa desde el 4T13.

En cuanto a otros indicadores relativos al mercado laboral, evolucionan también de forma positiva: el pasado año cerraron en mínimos desde 2008 (i) la tasa de paro entre los menores de 25 años (30,5%), (ii) los parados de larga duración (1,22 millones), y (iii) el número de hogares con todos sus miembros activos en paro (poco más de un millón).

La población activa crece de forma notable

La caída del paro en el trimestre habría sido mayor, de no ser por el fuerte aumento de los activos, un 0,3% trimestral (+70.100 vs +14.800 hace un año).  

Se han incorporado al mercado laboral, sobre todo, mujeres (+80.400 vs -10.300 los hombres) y extranjeros (+74.700 vs -4.600 los españoles). En el conjunto de 2019, los activos crecen un 1,3% interanual (+290.000), el mayor aumento desde 2008, sobre todo mujeres (+202.500) y extranjeros (+199.300).

Por tercer trimestre la tasa de actividad se estabiliza en el 58,7%, apenas una décima por encima del 4T18.

Al hilo del aumento de la población activa, destaca el notable incremento, el mayor desde 2008, de la población de más de 16 años: casi 408.000 en el último año. De esa cifra, casi las tres cuartas partes son extranjeros (unos 300.000), lo que apunta a una reactivación de la inmigración; como era de prever, las regiones más desarrolladas son las principales receptoras de esa población: Madrid (+58.600 extranjeros de 16 o más años) o Cataluña (+63.900).  

A nivel regional, sobresale Madrid

El pasado año todas las regiones crearon empleo, salvo Castilla La Mancha (-0,7%) y, muy levemente, Extremadura (apenas un -0,05%). Las Comunidades más dinámicas fueron las insulares (+2,5% Baleares y +2,9% Canarias), Cataluña (+2,6%) y, muy especialmente, Madrid (+4,6%), que, además, es la que registra una aceleración más intensa (casi un punto) respecto al año anterior. También se intensifica la creación de empleo en Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña; en el extremo opuesto, la ocupación se ralentiza de forma notable en Baleares (4,4 puntos).

Por lo que respecta al paro, en 2019 aumenta en siete regiones, destacando, sobre todo, el intenso deterioro en Cantabria (+18,9%); en cambio, Cataluña y Madrid registran retrocesos de dos dígitos. En cuanto a la tasa de paro, Andalucía y Extremadura superan el 20% de la población activa, mientras que en Navarra y País Vasco se sitúan en el entorno del 9%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal