Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / El mercado hipotecario acusa el efecto del confinamiento

Publicado el 24/07/2020

Descargar documento completopdf

El mercado hipotecario registra un deterioro adicional en mayo (-28% interanual en número; -25% en importe), básicamente debido a los efectos del estado de alarma. Además, la elevada incertidumbre sobre la situación económica general y en torno a las perspectivas del mercado de la vivienda está retrayendo las decisiones tanto por parte de la demanda como de la oferta.

En mayo, se formalizaron 25.538 hipotecas sobre viviendas, lo que supone un descenso del 28% interanual y un deterioro adicional respecto a meses anteriores (-18% en abril y -15% en marzo). No obstante, estos datos responden a la situación de estado de alarma que se prolongó también durante el mes de mayo. En datos acumulados en los cinco primeros meses del año, la caída es del -7,6%, inferior al descenso de las transacciones de vivienda (-22,8%).

El capital prestado también cayó con fuerza en mayo: -25% interanual hasta 3.247 miles de millones de €; si bien en los cinco primeros meses acumula aún un avance del 1%. Esa combinación de número de hipotecas cayendo con más fuerza que el importe supone que el importe medio se esté comportando algo mejor: el importe medio de las nuevas hipotecas aumentó levemente hasta 127.145 € en mayo (+3,2% interanual).

Entre CCAA, el deterioro en el mercado hipotecario en los últimos tres meses ha sido generalizado, dado que la causa del deterioro (los efectos de la crisis sanitaria) ha sido común a todas las regiones. No obstante, la lectura de lo que llevamos de año, permite ver diferencias entre regiones. Entre las CCAA con mayor peso en el mercado hipotecario nacional, destacan en positivo, Andalucía, C. Valenciana y Cataluña (se comportaron mejor que la media); mientras que decepcionan los casos de C. La Mancha, P. Vasco y Madrid. Al igual que en meses anterior, sorprende el caso de Cataluña, donde el número de hipotecas desciende, pero su importe está creciendo con fuerza: se están formalizando ahora menor número de hipotecas, pero de importe especialmente elevado.

En balance, el mercado hipotecario está acusando, por ahora, los efectos del estado de alarma (el Colegio de Registradores permaneció cerrado desde marzo y solo registraba operaciones de urgencia), más que un deterioro en la demanda. Además, la posibilidad de cerrar operaciones vía email o por teléfono ha permitido que el deterioro del mercado esté siendo mucho menor que en otros sectores. En cualquier caso, habrá que esperar, al menos, a la segunda mitad del año para conocer el impacto de la recesión económica sobre la demanda del sector, aunque la incertidumbre en el medio plazo seguirá siendo enorme. Los fundamentales de la demanda se verán afectados, a grandes rasgos, por la posibilidad de una segunda oleada del virus, por la situación del mercado laboral, y por las políticas de apoyo a las rentas de las familias.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal