Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / El importe de hipotecas anota la primera tasa positiva tras el inicio de la pandemia

Publicado el 28/10/2020

Descargar documento completopdf

El mercado hipotecario prosigue con su gradual recuperación tras meses de deterioro por el estado de alarma, registrando una menor caída en el número de operaciones y un esperanzador incremento en el capital prestado (primera tasa interanual positiva desde febrero), aunque con una fuerte disparidad entre regiones. De forma paralela, el importe medio hipotecado se sitúa en torno a máximos desde el estallido de la burbuja inmobiliaria.

En agosto, se registraron 19.825 hipotecas sobre vivienda, lo que supone una menor caída en la tasa interanual (-3,4% en agosto frente a caídas de dos dígitos entre marzo y julio), si bien esta mejora se ha visto favorecida por un efecto comparación favorable con agosto de 2019, cuando la nueva Ley de Crédito provocó un desplome en las hipotecas registradas. Más allá de los efectos escalón puntuales, el balance de lo que llevamos de año es negativo: -10% interanual acumulado entre enero y agosto. Por otro lado, señalar que, en agosto, se cancelaron más hipotecas que las que se registraron (20.535 cancelaciones); a pesar de que las cancelaciones están cayendo con más fuerza (-17% interanual en agosto vs -16% anterior).

La lectura por el lado del capital hipotecado es más positiva: en agosto, el importe hipotecado ascendió a 2,7 miles de millones de €, lo que supone un incremento del 0,5% interanual, la primera tasa positiva desde el estallido de la pandemia (también beneficiada por el efecto comparación favorable). Obviamente, el deterioro durante los meses de estado de alarma hace que el balance acumulado de enero a agosto sea negativo (-2,2% interanual, hasta unos 30.100 millones).

El resultado de que el número de hipotecas registradas esté cayendo con más fuerza que el capital prestado da como resultado que el importe medio hipotecado continúe creciendo: 134.678 € en agosto, lo que supone un crecimiento del 4% interanual. Excluyendo el repunte inusual del importe medio en febrero (debido exclusivamente a operaciones extraordinarias en las provincias de Barcelona y Almería), el registro de agosto es el segundo mayor desde 2008. Este aumento sorprende en un contexto de recesión para el conjunto de la economía y podría estar reflejando que, en estos primeros meses post-confinamiento, se están realizando menos operaciones, pero las que se realizan son de mayor importe.

Entre CCAA, las tasas interanuales, distorsionadas por la introducción de la nueva Ley de Crédito en agosto del año pasado, recogen una fuerte disparidad en agosto: el repunte en número e importe en La Rioja, Canarias y C. La Mancha, entre otros, contrasta con las caídas en Cataluña, C. Valenciana y P. Vasco. La lectura de lo que llevamos de año permite suavizar esa distorsión y dar una señal más clara de cómo se está comportando el mercado hipotecario en las diferentes regiones. En el lado positivo, destacan P. Vasco, Asturias (solo en número) y Murcia, comunidades que se están comportando mejor que en 2019; sobre todo, en el caso de Murcia, donde el número de hipotecas registradas ha venido creciendo por debajo de la media de forma recurrente desde 2016. En el lado negativo, destacan los casos de C. La Mancha (la crisis frena el impulso registrado en 2019), Navarra (intensifica la tendencia a la baja iniciada a principios de 2019), Madrid y C. Valenciana (ambas, corrigen tras comportase mucho mejor que la media en años anteriores).

En cuanto a los cambios registrales que recoge la estadística de hipotecas del INE, cabe destacar el repunte en las novaciones (cambios en un préstamo hipotecario con posterioridad a su contratación), que crecieron cerca de un 50% interanual en agosto (la mayor tasa desde 2009), en gran medida, reflejando cambios en las condiciones hipotecarias forzados por la situación excepcional que ha provocado la crisis sanitaria y la posterior recesión económica. Las subrogaciones por el lado del acreedor frenan el fuerte ritmo de crecimiento de meses anteriores (+14% interanual tras crecer por encima del 45% en los últimos dos meses).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal