Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / El impacto negativo del cambio en la ley hipotecaria comienza a disiparse

Publicado el 29/01/2020

Descargar documento completopdf

El volumen de operaciones hipotecarias modera el ritmo de caída y comienza a dejar atrás la mayor parte de la distorsión que supuso la nueva ley hipotecaria. Todo parece indicar que el número de hipotecas se está estabilizando en los niveles de 2018 (en torno a 350.000 acumulado en 12 meses), mientras que las condiciones están mejorando gracias al gradual descenso en los tipos de interés en hipotecas variables.

En noviembre, el número de hipotecas sobre vivienda descendió un 0,5% interanual hasta 29.146; mientras que su importe cayó un 1,4% hasta 3.781.790 de euros. Aunque se trata de la cuarta caída consecutiva en ambos casos, son tasas mucho menores que en agosto y septiembre, con caídas en torno al 30% anual, asociadas al cambio en la Ley Hipotecaria.

En términos acumulados a 12 meses, la tendencia sigue siendo de estabilización: se firmaron 348.612 hipotecas, con un importe de 43.717.696 millones de euros (+0,2% y +1,7% interanual respectivamente). Por otro lado, el importe medio de las hipotecas sobre vivienda continúa aumentando de forma muy gradual: 129.753 euros en noviembre y 125.861 en media de los últimos 12 meses (máximo desde 2009). Además, cabe señalar que el número de hipotecas canceladas sigue siendo elevado: 339.367 en los últimos 12 meses, lo que quiere decir que el saldo vivo de hipotecas asciende actualmente a apenas unas 10.000 operaciones hipotecarias al año.

El cambio en la Ley Hipotecaria provocó en agosto-octubre que el descenso en las firmas hipotecarias fuera más acusado que en las compraventas: la ratio de compraventas sobre hipotecas descendió desde 70,9% en julio hasta 69,1% en octubre (ver gráfico). En noviembre, se realizaron 500.472 compraventas (acumulado en 12 meses), lo que significa que el 69,7% de esas operaciones se realizaron a través de una firma hipotecaria. Se trata de otra señal más de que la distorsión de la ley comienza a disiparse y que la mayor parte del impacto negativo se habría quedado atrás.

Las tendencias en las condiciones hipotecarias se mantienen: el plazo medio se mantiene estable en 24 años desde el mes de marzo, mientras que las hipotecas a tipo variable siguen moderándose (suponen el 57,3% del total en noviembre vs 60,9% hace un año) y las de tipo fijo continúan aumentando levemente (42,7% del total vs 39,1% en noviembre de 2018). Mientras tanto, los tipos de interés en hipotecas variables continúen moderándose (2,15% vs 2,45% hace un año); mientras que los tipos en hipotecas fijas se mantienen más o menos estables (en torno al 3,0%).

Entre comunidades, Navarra, Canarias y La Rioja son las que acumulan una mayor caída interanual en lo que llevamos de 2019, precisamente, las comunidades en las que se observan también las mayores caídas en las compraventas de vivienda (ver gráfico). Por el contrario, destacan positivamente, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal