Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / El endeudamiento privado, en máximos de tres años

Publicado el 15/10/2020

Descargar documento completopdf

La ratio de endeudamiento de familias y empresas ha sufrido un notable deterioro en el 2T20, al crecer más de 11 puntos -en términos consolidados- hasta el 141,2% del PIB, máximo desde el 3T17; contribuyen el mayor volumen de deuda (+47.200 millones de euros) y, sobre todo, el efecto denominador derivado del hundimiento del PIB en dicho periodo. En todo caso, dicha ratio sigue lejos de los máximos anteriores a la crisis de 2008-13 (en torno a 50 puntos por debajo) y, además, la evolución de la riqueza financiera es mucho más positiva, gracias a la mayor adquisición de activos, fundamentalmente depósitos, y, en el caso de las familias, la revalorización de seguros y pensiones.

La deuda total de la economía española[1] (en volumen) anota en el 2T20 el mayor ritmo de crecimiento desde 2007, un 4,5% trimestral hasta rozar los 3,68 billones de euros, nuevo máximo histórico. Si a esto le añadimos el desplome del PIB nominal en dicho periodo, en términos relativos la deuda asciende hasta el 313,9% del PIB, casi 30 puntos más que el trimestre anterior.   

Este aumento histórico del endeudamiento (en términos de PIB) se explica por el deterioro de todos los agentes, especialmente las AA.PP. y, dentro del sector privado, las empresas. En el caso de la deuda pública[2], se sitúa en el 150,7% del PIB, 16,6 puntos más que en enero-marzo.

En cuanto a la deuda del sector privado no financiero (familias y empresas), crece casi 13 puntos hasta el 163,3% del PIB, mientras que, en términos consolidados (descontada la deuda entre empresas), la ratio es algo menor (141,2% vs 129,9% anterior). En todo caso, la deuda privada está lejos de los máximos de mediados de 2010 (-63,4 puntos), mientras que, por el contrario, la pública ha aumentado desde 2008 en 111 puntos.

El endeudamiento de las familias, en máximos de dos años

La deuda de los hogares (préstamos) aumenta en volumen por vez primera en el último año, en 5.356 millones de euros (+0,8% trimestral) hasta 710.732 millones, cantidad equivalente al 60,6% del PIB, 3,6 puntos más que el trimestre anterior: se trata de la ratio más alta desde el 2T18, si bien está 25 puntos por debajo de los máximos de mediados de 2010. Por su parte, en términos de la renta bruta disponible (RBD), la deuda aumenta tres puntos hasta el 94,9%.

Los pasivos netos contraídos por las familias en el trimestre superan ligeramente los 6.000 millones de euros (14.822 millones un año antes). Dentro de estos, la contratación de préstamos se incrementa en 5.729 millones, básicamente con instituciones financieras monetarias, mientras que el resto de pasivos (derivados financieros, créditos comerciales y otras cuentas pendientes de pago) también crecen, pero lo hacen muy levemente (283 millones).

Analizando la contratación de préstamos, contrasta el aumento de los préstamos a corto plazo (+8.026 millones), con la minoración de los préstamos a largo plazo (-2.296 millones).

Los depósitos de las familias, en cifras récord

Los activos financieros de las familias registran un fuerte crecimiento, un 3,4% trimestral, el más intenso desde el 1T15, hasta cerca de 2,36 billones de euros. Este aumento se debe, tanto a (i) la revalorización en el trimestre (+11.288 millones de euros), por la evolución favorable de acciones, fondos de inversión y, sobre todo, seguros y pensiones, como, en especial, (ii) la histórica adquisición neta de activos financieros: 65.354 millones de euros, la cifra más alta de la serie en un segundo trimestre -en sintonía con el también histórico ahorro generado en el periodo-.

Dicha adquisición de activos se materializó, fundamentalmente, en depósitos transferibles (38.241 millones de euros vs -7.040 millones los depósitos a plazo) y, en mucha menor medida, participaciones en capital y fondos de inversión (6.569 millones). De este modo, casi la tercera parte de los activos de las familias (766.315 millones) se materializa en depósitos transferibles, lo que supone un nuevo máximo histórico.

Como resultado de la evolución comentada de activos y pasivos financieros, la riqueza financiera neta de los hogares crece un 4,7% trimestral, la tasa más alta en tres años, hasta casi 1,59 billones de euros, cantidad equivalente al 212,2% de la RBD, 14,4 puntos más que en el 1T20.

Si al fuerte aumento de la riqueza financiera de los hogares, le añadimos el de su riqueza inmobiliaria (apenas un 0,3% trimestral hasta cerca de 5,53 billones de euros, máximo desde mediados de 2011), la riqueza total se dispara casi 39 puntos hasta el 607,6% del PIB. 

El endeudamiento empresarial supera el 80% del PIB

La deuda neta contraída por las empresas (en términos consolidados) aumenta en el 2T20 en algo más de 39.000 millones de euros, la cifra más alta en un segundo trimestre desde 2007. Aumentan, tanto los valores representativos de deuda (+6.939 millones), fundamentalmente de instituciones financieras monetarias, como, especialmente, la contratación de préstamos (+32.081 millones), también con instituciones financieras monetarias (33.127 millones); dado que las amortizaciones son inferiores, el saldo de estos préstamos aumenta por segundo trimestre consecutivo, algo que no sucedía desde 2008, y lo hace con gran intensidad: casi 32.000 millones hasta un total de 475.642 millones.

Como resultado de lo anterior, el saldo de deuda consolidada de las empresas se incrementa en 41.876 millones de euros (+4,6%) hasta un total de 944.270 millones, máximo desde el cierre de 2015. Además, el desplome del PIB hace que dicha deuda se dispare en términos relativos hasta el 80,6% del PIB, 7,6 puntos más que el trimestre anterior y la ratio más alta desde el 2T17 (en máximos, hace justo 10 años, superaba el 120%).

Los depósitos también ganan enteros en la riqueza de las empresas

Los activos financieros de las empresas se reducen por segundo trimestre consecutivo, aunque sólo un 0,8% trimestral, hasta 2,62 billones de euros. La notable depreciación de los activos (-37.546 millones de euros), fruto de la mala evolución de acciones y fondos de inversión, es parcialmente contrarrestada por la adquisición neta de activos, y ello a pesar del menor ahorro generado en el periodo (-17,4% interanual).


[1] El concepto de deuda que se emplea a lo largo de esta nota incluye sólo la materializada en valores representativos de deuda y en préstamos. Asimismo, la deuda del conjunto de la economía no incluye instituciones financieras.

[2] El concepto de endeudamiento de las AA.PP. empleado en las Cuentas Financieras es más amplio que el utilizado por la CE en términos del Protocolo de Déficit Excesivo (PDE): este último, que se situó en el 2T20 en el 110,1% del PIB, incluye las obligaciones brutas de las AA.PP. en efectivo y depósitos, títulos representativos de deuda (computados por su valor nominal y no por su valor de mercado) y préstamos, excepto los pasivos emitidos por Administraciones en manos de otras Administraciones. Descontados los pasivos entre Administraciones, la deuda de las AA.PP. asciende al 126% del PIB.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal