Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / El balance del mercado laboral en 2017 es positivo, pese al mal dato del último trimestre

Publicado el 25/01/2018

Descargar documento completopdf

El mercado laboral sorprendió negativamente en el 4T17, ya que se perdieron 50.900 puestos de trabajo, lo que supone el peor registro en dicho trimestre en cuatro años y contrasta con nuestra previsión (+41.900). En términos desestacionalizados el ritmo de creación de empleo (+0,4%) fue inferior al del trimestre anterior (+0,7%); sorprende que la señal que transmite la EPA difiere notablemente, tanto en intensidad como en tendencia, de la de afiliación (+0,9% vs +0,4% en el 3T17). Por su parte, el dato de paro (+34.900 hasta el 16,5% de la población activa, el mejor cierre de año desde 2008), no sólo empeora el del año anterior (-83.000), sino que se trata del mayor aumento en un cuarto trimestre en cinco años.

Al cierre de 2017, el mercado laboral, no sólo creó empleo por cuarto año consecutivo, sino que, además, mejoró el registro del ejercicio anterior: la ocupación aumentó en 490.300 personas hasta rozar los 19 millones, el mejor cierre desde 2008, aunque todavía por debajo de los máximos pre-crisis (1,75 millones). En cuanto al paro, la caída fue la quinta consecutiva (-471.100 parados): la cifra total (3,77 millones) supera en casi dos millones el mínimo de 2007. A destacar también la reducida tasa de actividad, en mínimos de 12 años, lo que constituye un grave problema estructural de la economía española, en la medida en que dificulta la mejora de su crecimiento potencial.

La ocupación, en máximos desde 2008

En los últimos tres meses de 2017 el número de ocupados se redujo en 50.900 personas (-0,3% trimestral), casi tres veces más que el año anterior en el mismo periodo (-19.400), de modo que el empleo total se situó en 18,99 millones. En términos desestacionalizados, el ritmo fue del 0,4% (unos 74.000 ocupados más), tres décimas menos que en el trimestre anterior y el más bajo desde el 2T16.

Por sectores, en octubre-diciembre de 2017 la creación de empleo en la agricultura y la industria (+43.700 y +40.600, respectivamente) fue ampliamente contrarrestada por la destrucción en la construcción (-10.900) y, sobre todo, los servicios (-124.200). Por su parte, los empleos perdidos fueron mayormente (i) por cuenta propia (-66.300 vs +15.900 los asalariados), (ii) temporales (-102.900 vs +118.800 los indefinidos), de modo que la tasa de temporalidad cayó siete décimas hasta el 26,7%, si bien se trata del peor cierre de ejercicio desde 2008 (26,5% en el 4T16), y (iii) a tiempo completo (-130.400 vs +79.600 los ocupados a tiempo parcial).

En el conjunto de 2017, la ocupación aumentó un 2,6% (490.300 ocupados más). Este incremento fue generalizado por sectores; además, salvo en la agricultura (+0,5%), en todos ellos el ritmo superó el del año anterior, destacando los casos de la industria (+5,1%) y la construcción (+6%), los mejores cierres desde 2000 y 2006, respectivamente. En el caso de los servicios, la tasa fue más modesta (+2,1%).

Por otro lado, atendiendo a la naturaleza del empleador, la ocupación aumentó el pasado año, tanto en el sector privado (+2,6%) como, sobre todo, en el público (+3%). Si en el primer caso se trata del menor avance desde 2013, el empleo público creció al mayor ritmo en siete años, de forma que supera los tres millones, un nivel similar al de 2008; en cambio, los ocupados del sector privado están muy lejos de los niveles anteriores (15,92 millones, 1,77 millones menos que en el 1T08).

El paro sigue cayendo, pero se mantiene en niveles muy elevados

En el 4T17 se incrementó el número de parados un 0,9% trimestral (+34.900), lo que supone el mayor aumento en dicho trimestre desde 2012 (-83.000 en 2016); en consecuencia, el volumen total se situó en 3,77 millones, el 16,5% de la población activa, una décima más que en el trimestre anterior, pero 2,1 puntos por debajo del cierre de 2016.

En términos interanuales, la caída del paro fue del 11,1% (471.100 parados menos), el menor retroceso desde mediados de 2016.

Por otro lado, en 2017 se siguieron corrigiendo (i) la tasa de paro entre los menores de 25 años (37,5%, el mejor cierre de ejercicio desde 2008), (ii) los parados que perdieron su empleo hace más de un año (1,61 millones, mínimo desde 2009) y (iii) el número de hogares con todos sus miembros activos en paro (1,21 millones, la cifra más baja en nueve años).

La reducida tasa de actividad sigue siendo un problema

Por primera vez desde el inicio del año, la población activa cayó en el 4T17 en 15.900 personas (-0,1% trimestral), lo que impidió que el aumento del paro en dicho periodo fuera mayor. Abandonaron el mercado laboral hombres (-71.300 vs +55.400 las mujeres), fundamentalmente españoles (-65.900 vs +50.000 los extranjeros). En todo caso, en el conjunto de 2017 los activos crecieron ligeramente, un 0,1% (+19.100), algo que no sucedía desde 2011, sobre todo mujeres (+26.200) y extranjeros (+115.300).

En cuanto a la tasa de actividad, concluyó el año en el 58,8%, una décima por debajo, tanto del 3T17 como del 4T16: hay que retroceder hasta 2005 para encontrar una tasa de actividad menor en un cierre de ejercicio.

Canarias y Andalucía, las regiones más dinámicas en términos de empleo

El pasado año sólo cuatro regiones destruyeron empleo: La Rioja (-0,4%), Castilla y León (-0,7%), Cantabria
(-1,3%) y Asturias (-1,4%); por el lado positivo, destacan Andalucía y Canarias (+4,4% y +5,5%, respectivamente). Desde mínimos, la reactivación del mercado laboral está siendo especialmente intensa en las regiones insulares (+24,3% en Baleares y +21,1% en Canarias), en contraste con el menor vigor de Asturias (+7%).

Por lo que respecta al paro, en 2017 sólo aumentó en Cantabria (+3,6%) y La Rioja (+6%); en el extremo opuesto se situaron País Vasco, Cataluña (-14,2% en ambos casos), Andalucía (-14,3%) y Aragón (-17,3%). En cuanto a la tasa de paro, Andalucía y Extremadura superan el 24% de la población activa, mientras que Navarra y País Vasco no llegan al 11%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal