Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Debilitamiento de las pernoctaciones hoteleras en 2018, pese al nuevo récord de turistas y gasto

Publicado el 25/01/2019

Descargar documento completopdf

Se estima que en 2018 el número de turistas extranjeros ha aumentado un 0,9% y su gasto un 3,1%; estas tasas, las más bajas en nueve años, ponen de relieve el agotamiento de la fase expansiva del sector. La creciente competencia de Turquía, Egipto y Túnez en el segmento de sol y playa y otros factores como el Mundial de Fútbol o las buenas temperaturas del verano en Centro Europa, han sido claves para frenar el dinamismo del sector en España.

El sector hotelero, afectado adicionalmente por la competencia de las viviendas de alquiler turístico, ha acusado en 2018 un descenso en sus pernoctaciones del 0,1%, tras cinco años de intenso avance. Bajada de pernoctaciones y aumento de la oferta (+1%) se han traducido en un retroceso del grado de ocupación hotelera, especialmente notable en los hoteles de cinco estrellas, segmento en el que se han centrado las inversiones en los últimos años y que ha registrado un incremento de su oferta del 4%. Por otro lado, la caída de las pernoctaciones de alemanes (-7,5%) y británicos (-0,9%) ha afectado especialmente al sector hotelero canario, que acusa un retroceso en su RevPAR medio anual del 1,5%.

El balance empresarial vuelve a ser positivo en 2018, aunque con una evolución dispar entre las diferentes actividades turísticas. Alquiler de vehículos y transporte de viajeros han sido las más favorecidas, así como ocio y hoteles urbanos; por el contrario, los hoteles de sol y playa han sido los más vulnerables al desvío de parte de su demanda a destinos sustitutivos mediterráneos.

España repite como segundo destino turístico internacional en 2018

El turismo internacional ha vuelto a superar las previsiones y ha cerrado 2018 con un crecimiento del 6%, similar al registrado en 2017 (+6,7%) y superior al crecimiento económico mundial (+3,7%). Por regiones, Europa ha mantenido el dinamismo y su turismo receptor ha aumentado en un 6%, hasta los 713 millones de visitantes, el 51% del total. Para 2019 la Organización Mundial del Turismo prevé un comportamiento algo más moderado, con crecimientos en torno al 3%-4%, a tono con las perspectivas de desaceleración económica mundial.

Respecto a los países emisores, algunos emergentes como India y Rusia han sido los que han anotado la evolución más positiva, junto a otros mercados más pequeños pero dinámicos de origen árabe y asiático.

Esta evolución ha permitido que España vuelva a alcanzar un récord de visitantes extranjeros y de gasto, pese a que inicialmente se descontara un ligero descenso en la afluencia de extranjeros por el repunte de la competencia en otros destinos sustitutivos mediterráneos.

A falta de confirmar con los datos de diciembre de Frontur y Egatur, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha adelantado una cifra total de 82,6 millones de turistas recibidos en 2018, con un crecimiento interanual del 0,9%, y un gasto total de 89.678 millones de euros (+3,1%), volúmenes que vuelven a situar a España tan solo por detrás de Francia en el ranking mundial. En total, España ha sido el destino del 6% de los turistas internacionales (el 12% de los que viajaron a un país europeo).

Las pernoctaciones hoteleras retroceden un 0,1% en 2018

Pese a que en el último trimestre las pernoctaciones han mostrado una evolución más positiva, su descenso en la temporada de verano ha lastrado el balance anual. De hecho, los datos del mes de diciembre han sido más positivos (+2,6%).

El ajuste anual se ha debido al retroceso de las pernoctaciones de los extranjeros (-0,44%), que en 2018 efectuaron el 66% de las pernoctaciones totales, mientras que las de los españoles han aumentado un 0,56%.

El grado de ocupación hotelera por habitación ofertada ha retrocedido hasta el 66,9%, tras el máximo de 2017 en el 67,1%, tanto por el descenso de las pernoctaciones, como por el ligero crecimiento de la oferta hotelera (+1,1% en términos de número de habitaciones y +0,2% en establecimientos abiertos). Salvo los hostales, el resto de categorías han acusado una caída en su grado de ocupación. Los hoteles de cinco estrellas, cuya oferta ha aumentado en un 4% (en términos de habitaciones, 4,6% en términos de establecimientos), han sido los que han registrado el mayor descenso del grado de ocupación.

La caída de las pernoctaciones ha afectado a cinco CCAA: Canarias (-2,8%), Cataluña (-0,7%), Galicia (-4,2%), La Rioja (-3,1%) y Castilla y León (-0,1%), mientras que Baleares ha logrado cerrar el año con el volumen de pernoctaciones estancado. Los turistas españoles han reducido con mayor intensidad sus pernoctaciones en La Rioja (-4,8%), Cataluña (-4,3%), Baleares (-3,9%) o Galicia (-3,7%), mientras que el descenso de los extranjeros ha sido especialmente notable en Galicia (-5,9%), Canarias (-3,6%) y Andalucía (-0,9%). Por el contrario, los extranjeros han aumentado con fuerza en zonas menos tradicionales como Extremadura, Cantabria, Aragón o Castilla-La Mancha.

Canarias (82,9%), Baleares (80,5%) y Madrid (73,1%) han alcanzado los grados de ocupación más elevados de 2018, pero de los tres casos, solo ha crecido en Madrid.

Por nacionalidades, en 2018 han descendido las pernoctaciones de alemanes (-7,5%) y de británicos (-0,9%), los dos principales clientes del turismo español, mientras que han crecido las pernoctaciones de norteamericanos (+6,1%, hasta situarse en el sexto puesto), franceses (+4,8%), o italianos (+0,8%).

La facturación media diaria por habitación ocupada (ADR) ha avanzado en 2018 un 2% hasta los 88,8 €, sin embargo, dado el descenso del grado de ocupación, los ingresos medios diarios por habitación disponible (RevPAR) tan sólo han aumentado un 1,6%, hasta los 59,4 €, valores máximos desde que se registran ambas series. Por categorías, solo los hoteles de 5 estrellas han acusado un descenso tanto de su ADR (-0,7%) como de su RevPAR (-3,2%).

Por CCAA, ha destacado el descenso del RevPAR hotelero en Canarias, que se ve sobrepasado por Baleares en el ranking (83 € por habitación disponible), cifra que es cuatro veces superior al de Castilla - La Mancha, la comunidad con el RevPAR más bajo del contexto autonómico (20,4 € ).

Hoteles de costa, el segmento empresarial más vulnerable en la actual coyuntura turística

En su informe de "Valoración turística empresarial de 2018 y Perspectivas para 2019", Exceltur estima que las ventas de las empresas relacionadas con el sector han crecido un 4,5% en 2018, con un avance de sus resultados del 4,3%.

En un contexto positivo de la demanda, el incremento de los resultados se relaciona con una mejora del producto ofertado (que ha permitido una subida del precio final) y con ganancias de eficiencia en los negocios. Para 2019 las expectativas siguen siendo positivas, pese a que aumentan las incertidumbres (especialmente por la desaceleración económica prevista y el Brexit). Mayor conectividad aérea y una agilización en la concesión de visados, podría facilitar el acceso al mercado turístico español a clientes de países emergentes con mayor capacidad de gasto, mejorando los ingresos en destino.

En 2018 transporte de viajeros, parques de ocio y estaciones de esquí han sido los sectores en los que un mayor porcentaje de empresas se han beneficiado de la mejora de resultados, frente a los hoteles de costa, en los que el porcentaje de empresas que considera que sus resultados ha empeorado es superior al de las que los han mejorado (59,3% vs 40,7%). De cara a 2019, la situación por sectores es similar, siendo los hoteles de sol y playa los que vuelven a considerar en un mayor porcentaje que sus ventas y sus resultados empeorarán en el año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal