Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / De nuevo señales negativas en la industria

Publicado el 05/12/2019

Descargar documento completopdf

Los últimos datos referentes a la industria confirman la debilidad que atraviesa el sector. Por un lado, la producción (IPI), que venía anotando modestos ritmos de crecimiento, registra en octubre la primera caída en siete meses. A esto se añade el enfriamiento de otros indicadores, como empleo, confianzas, pedidos o consumo eléctrico.

El Índice de Producción Industrial (IPI) cae en octubre un 1,3% interanual, lo que supone el primer retroceso desde marzo (+1% en el 3T19). Este fuerte deterioro se explica por el mal comportamiento de refino de petróleo, farmacia, vehículos de motor y, sobre todo, suministro de electricidad y gas, mientras que productos minerales no metálicos y, en especial, maquinaria y equipo contribuyeron en sentido contrario. 

       

Por componentes, el empeoramiento en octubre respecto a los meses anteriores es generalizado: retroceden bienes de consumo (-0,7%, la primera caída desde marzo), lastrados por los duraderos, intermedios (-2%, sexta caída consecutiva) y, sobre todo, energéticos (-4,4%, el primer dato negativo en seis meses). Por su parte, los bienes de equipo se mantienen en terreno positivo, pero apenas crecen un 0,8%, tres veces menos que en septiembre.

En términos acumulados de enero-octubre, las actividades más dinámicas son extracción de minerales no metálicos, productos informáticos (+7,9% interanual en ambos casos) y, sobre todo, distribución de agua (+9,2%). Por su parte, las que tienen una mayor contribución positiva a la tasa de variación del IPI en lo que va de año (un modesto 0,6%) son alimentación, productos metálicos y distribución de agua (0,3 puntos cada una de ellas); en cambio, restan crecimiento, sobre todo, metalurgia (0,2 puntos) y suministro de electricidad y gas (0,3 puntos).

Los últimos indicadores relativos a la industria inciden en el mismo mensaje de debilitamiento del sector: (i) la afiliación crece al menor ritmo desde finales de 2014 (+1,2% interanual en octubre-noviembre), (ii) la entrada de pedidos cae en el 3T19 un 0,8%, el primer retroceso en tres años, (iii) el grado de utilización de la capacidad productiva está en mínimos del último año (79% en el 4T19), (iv) el PMI (índice de gestores de compras) de la industria manufacturera se encuentra en niveles contractivos desde junio (47,2 en octubre-noviembre, mínimo desde el arranque de 2013), (v) la confianza en el sector se sitúa en mínimos de cinco años (-6,5 en octubre-noviembre), y (vi) el consumo de energía eléctrica de las grandes empresas industriales viene reduciéndose, de forma ininterrumpida, desde hace casi dos años (-7,3% acumulado hasta situarse en niveles de 2014).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal