Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Comportamiento dispar de la facturación empresarial

Publicado el 25/09/2020

Descargar documento completopdf

Del mismo modo que el impacto inicial de la crisis fue asimétrico por actividades, la posterior recuperación también está siendo muy desigual. Mientras que algunas ramas industriales muestran un apreciable vigor, la vuelta a la “normalidad” está siendo más lenta en las actividades terciarias, especialmente en las relacionadas con el turismo y la hostelería, las más dañadas por las medidas de distanciamiento social, que vuelven a imponerse en algunas zonas.

Como era previsible, tras el hundimiento anotado en los peores meses de la crisis (la caída llegó a superar el 40% interanual en abril), las cifras de negocio sectoriales iniciaron una progresiva mejoría, con tasas mensuales positivas, incluso de dos dígitos. En todo caso, todavía se mantienen muy lejos de los niveles de hace un año.

En el caso de los servicios, su cifra de negocio cae en julio, por quinto mes consecutivo, un 13,8% interanual, aunque lejos del pésimo registro del 2T20 (-31,3%), el peor trimestre de la serie, que arranca en 2000. El descenso es generalizado por actividades, destacando las administrativas (-38,6%), en especial agencias de viaje, y, muy especialmente, la hostelería (-47,1%), tanto restauración como, sobre todo, alojamiento. Más modestas son las caídas en comercio (-7,7%) e información y comunicaciones (-8,3%); incluso, venta y reparación de vehículos y telecomunicaciones registran tasas positivas por primera vez desde enero (+2,7% y +1,8%, respectivamente).

Por lo que respecta a la industria, la caída de su cifra de negocio en julio se sitúa en el 11,1% interanual, la sexta consecutiva, pero que contrasta con el histórico retroceso de abril-junio (-28,8%). Todas las ramas contribuyen a este retroceso, especialmente las energéticas (coquerías y refino de petróleo), con un desplome del 44,5%, muy por delante de las de bienes intermedios (-9,8%), lastradas por forja y metalurgia. En el extremo menos negativo se sitúan las ramas de bienes de consumo duradero, con una caída de apenas el 1,4%, con la fabricación de aparatos domésticos y material de transporte en terreno positivo.

A modo de termómetro sectorial, la siguiente tabla refleja que, en términos de cifra de negocio, tan sólo siete actividades (de un total de 50) se encuentran por encima de los niveles de hace un año, destacando la fabricación de tabaco y material de transporte; en cambio, en hostelería y transporte aéreo se encuentra en torno a un 70%-80% por debajo.

Por último, en el acumulado de enero-julio, la cifra de negocio de prácticamente todas las actividades se encuentra por debajo de los niveles de hace un año: sólo se salvan, en el caso de los servicios, y muy levemente, seguridad e investigación (+0,6%), y en la industria, farmacia (+4,4%) y material de transporte (+10,2%). Por el lado más negativo, sobresalen cuero y calzado (-30,5%), refino de petróleo (-39,7%), y, muy especialmente, alojamiento (-57,8%) y agencias de viaje (-59,8%).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal