Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

El rebalanceo de carteras es una práctica recomendable

Publicado el 04/12/2020

Descargar documento completopdf

El rebalanceo de una cartera consiste en volverla a alinear con los pesos asignados originalmente a los distintos activos que la componen. Se trata de una práctica muy común en la gestión de carteras globales, en las que se asignan pesos a cada grupo de activos (liquidez, renta fija, renta variable) y dentro de ellos, en ocasiones, a cada área geográfica o mercado específico o, incluso, por estilos de inversión, factores de inversión, etc. En definitiva, se trata de volver a los pesos que se consideraron adecuados en un momento concreto conforme al perfil de riesgo de la misma o del cliente.  

Para entenderlo mejor, imaginemos una cartera simplificada en la que solo se invierte en renta variable y renta fija, cada una con un peso determinado, por ejemplo, 60/40. Pasado un tiempo, la renta variable ha subido un 15% y la renta fija ha bajado un 7%. Si hubiéramos invertido 1.000€, nuestra cartera valdría ahora 1.062€ (ganancia del 6,2%) pero los pesos de cada activo se habrían desalineado: la renta variable tendría un peso del 65% y la renta fija del 35%. Para volver a la situación inicial (rebalanceo), lo que habría que hacer es vender renta variable y comprar renta fija para así recuperar la ratio de 60/40.

Esta forma de proceder tiene dos ventajas. En primer lugar, permite mantener bajo control el riesgo de la cartera. En el ejemplo expuesto, la cartera con un 65% de renta variable tiene un riesgo más elevado que cuando su peso era del 60%. En segundo lugar, puede contribuir a mejorar la rentabilidad de la cartera, ya que se vende lo que ha subido de precio y se compra lo que ha bajado. 

Hacer un rebalanceo de carteras exige disciplina para llevarla a cabo, en cuyo caso, se obtiene otra ventaja, que es la de alejar de la toma de decisiones los sesgos emocionales. Es especialmente recomendable en carteras de inversión orientadas al medio/largo plazo, pues es en ellas donde las desviaciones que se acaban acumulando pueden ser mucho más abultadas. El "detonante" del rebalanceo puede ser un criterio temporal (cada año, cada trimestre, etc.) o estar en función de la magnitud de la desviación respecto al peso original de los activos.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Actualidad

Fin del contenido principal

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.