Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

El macrosector de la automoción: transformación y efecto mariposa

Publicado el 09/10/2019

Descargar documento completopdf

La automoción vive un período de transformación en el que las grandes corporaciones afrontan retos estratégicos (lucha contra el cambio climático, digitalización) y de comercio internacional. ¿Por qué es tan importante el macrosector de la automoción? ¿Qué papel juega España en él? ¿Cómo nos afectan los cambios que vive el sector?.

La automoción es uno de los sectores más importantes del mundo, tanto por su peso sobre el PIB y las exportaciones de algunos de los principales países productores, como por la relevancia de sus interconexiones comerciales -su cadena de valor está deslocalizada y dispersa geográficamente- y corporativas. De ahí que su pérdida de empuje (en 2018 la producción mundial se redujo un 1,7% y las ventas en un 0,6%) ponga en entredicho, de modo directo, la evolución del empleo en un elevado número de sectores que van, desde la fabricación de automóviles hacia atrás (acero, textil, química, electrónica, componentes de automoción, etc.) y hacia adelante (concesionarios, talleres).

Por su visibilidad y alcance, el sector es uno de los protagonistas de la industria mundial y sus problemas un "aviso de navegantes". Actualmente, el sector se enfrenta a un cambio de paradigma marcado por dos grandes retos: la lucha contra el cambio climático (descarbonización, vehículo eléctrico, etc.) y la innovación tecnológica (digitalización, conducción automática, etc.). La guerra comercial iniciada por EE.UU. añade riesgos e incertidumbres que, en la UE, aumentan por el Brexit y el peligro de una salida no pactada. Además, los productores asiáticos han acelerado su curva de aprendizaje, trascendiendo su competencia al ámbito tecnológico y amenazando la hegemonía de los grupos norteamericanos y europeos.

España se mantiene en el Top Ten global (9º productor mundial, 2º europeo), pero no conviene bajar la guardia: la producción afronta su 3er año a la baja, lastrada por la caída de las exportaciones a los principales socios comerciales (Alemania, Francia o Reino Unido) y el debilitamiento del mercado doméstico. Es el momento de asegurar el futuro y así lo entienden los agentes del sector. Inversión, tecnología y calidad son los factores de éxito y las noticias de nuevos desarrollos de vehículos eléctricos en las plantas españolas una razón para el optimismo.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal