Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / Victoria demócrata en Georgia otorga a Biden mayoría parlamentaria para implementar su agenda

Publicado el 07/01/2021

Descargar documento completopdf

La victoria del partido demócrata en las elecciones de dos senadores en el estado de Georgia implica que el partido del Presidente electo Joe Biden controlará tanto la Cámara de Representantes como el Senado. La mayoría parlamentaria permitirá la ejecución de gran parte de las medidas en el plan de gobierno de Biden, incluyendo, previsiblemente, nuevos estímulos fiscales en el corto plazo, pero también posibles subidas de impuestos y una mayor regulación del sector financiero, tecnológico, energético y farmacéutico. Para los mercados, el resultado electoral puede generar una presión alcista en las rentabilidades de la deuda pública de largo plazo y una extensión de la debilidad del dólar frente a las principales monedas. Para los activos de renta fija, esperamos que los factores positivos de una política fiscal más expansiva se contrapongan a los posibles efectos negativos.

El partido demócrata asegura una mayoría parlamentaria al ganar las segundas vueltas en Georgia en las elecciones de representantes para el Senado. Los resultados preliminares les otorgan a los dos candidatos demócratas, Raphael Warnock y Jon Ossoff, 50,8% y 50,4% de los votos, frente a los 49,2% y 49,6% obtenidos por los dos candidatos republicanos Kelly Loeffler y David Perdue, respectivamente. Con estos dos senadores, el partido demócrata iguala al partido republicano al alcanzar un total de 50 escaños en el Senado (cámara alta del Congreso, 100 escaños), si bien los demócratas contarán con el voto de calidad de la próxima vicepresidente Kamala Harris para así asegurar una mayoría. Asimismo, en las elecciones del 3 de noviembre, el partido de Biden mantuvo el control de la Cámara de Representantes (cámara baja del Congreso, 435 escaños) con 222 escaños, frente a los 211 obtenidos por el partido republicano. La victoria en Georgia implica que el nuevo Presidente contará con una mayoría en ambas cámaras del parlamento, por lo menos hasta las elecciones legislativas del 2022, que pudieran conllevar a un reordenamiento en la aritmética parlamentaria.

El control del Parlamento permitirá a Biden poner en marcha una política fiscal más expansiva, resultado consistente con la "Gran Victoria" demócrata que se vislumbraba en los sondeos previos a las elecciones de noviembre. Tras los eventos de violencia vistos en Washington esta semana, el Congreso certificó esta mañana los votos del Colegio Electoral, lo que permitirá que Biden sea investido el próximo 20 de enero. Posteriormente, esperamos que la administración Biden inicie el proceso legislativo para aprobar un nuevo conjunto de medidas de estímulo fiscal, que permita, por un lado, extender gran parte de los beneficios incluidos en el último paquete (de 900.000 millones de dólares) que expiran en marzo, como las diversas ayudas de subsidio por desempleo, así como nuevas medidas. Entre ellas, aumentar la cuantía de cheques distribuidos a las familias (desde 600 usd hasta 2.000 usd, como se debate en el Senado actualmente), un mayor apoyo a las empresas y a los gobiernos regionales y locales, así como un mayor gasto sanitario en el corto plazo. Esperamos que, al incorporar las nuevas medidas, el paquete fiscal al menos duplique su cuantía hasta los 2 billones de dólares, con posibilidades de que alcance hasta los 3 billones, de acuerdo a las propuestas del partido antes de las elecciones.

Por otra parte, la administración de Biden podrá dar luz verde a la mayoría de las medidas incluidas en su plan de gobierno, algunas con un foco menos "market friendly". Entre las principales medidas, destacamos:

•·        Subida de impuesto de sociedades, desde el 21% actual hasta el 28% (35% antes de Trump), lo que incluye la eliminación de deducciones para subir el tipo efectivo hasta un mínimo del 15% y gravar más a los ingresos de filiales extranjeras (desde el 10,5% actual hasta el 21%)

•·        Subida de impuesto al ingreso (IRPF) a las rentas altas (desde 37% a 39,6% en el tramo más elevado)

•·        Duplicar el salario mínimo, desde 7,25 usd por hora hasta 15 usd

•·        Aumentar la cobertura sanitaria (Obamacare) y bajar precios de medicamentos

•·        Aumento del gasto en infraestructuras

•·        Mayor regulación del sector financiero y tecnológico

•·        Política exterior más diferenciada: acercamiento a aliados, enfrentamiento con China

•·        Agenda contra el cambio climático, rebajar emisiones (objetivo: cero netas en 2050)

•·        Nacionalismo industrial (similar a Trump), reducir dependencia de proveedores extranjeros

En balance, el resultado sería una política fiscal más expansiva, con foco en el corto plazo y concentrada en un mayor gasto público y transferencias directas a las familias, que se compensarían parcialmente con un incremento en la carga impositiva a las empresas y a las personas con rentas altas (el 80% de las subidas impositivas recaería en el 1% con mayores ingresos), si bien estas medidas de consolidación fiscal se aplicarían una vez superada la crisis pandémica. Por otra parte, la victoria de Biden también conllevara una vuelta a una política comercial y exterior menos agresiva y más predecible, si bien la relación EEUU-China seguiría siendo tensa en materias como la tecnología, el comercio y la inversión. Otro cambio relevante afectaría a la actitud de EEUU frente al cambio climático, pudiéndose producir un giro notable que supondría volver al Acuerdo de París de 2015 y asumir los compromisos de reducción de emisión de gases con efecto invernadero. Las perspectivas de crecimiento de los vehículos eléctricos, las energías renovables, la energía de hidrógeno, el desarrollo de baterías y muchas más industrias se verían impulsadas.

En los mercados, las implicaciones del resultado electoral en Georgia se vislumbran como negativas para el mercado de deuda pública, debido a que implica un aumento de las necesidades de endeudamiento y, previsiblemente, un incremento en las previsiones de inflación. La presión alcista en las tires se centraría en los plazos más largos, provocando una ampliación de la pendiente de la curva, pues los plazos más cortos se verán frenados por la política monetaria de la Fed, que será muy indulgente con el aumento de la inflación. La tir a 10 años, que subió en 10 pb hasta 1,04% en la sesión del miércoles, podría ir a buscar la zona en la que se situaba a finales de 2019 y principios de 2020, entre 1,30% y 1,50%.

En cuanto a la renta variable, los inversores tendrán que considerar, por un lado, los efectos negativos de una subida de impuestos y una regulación más estricta y, por otro, el impacto positivo de un mayor apoyo fiscal y una política exterior menos agresiva. Las estimaciones apuntan, de forma bastante generalizada, a que los factores positivos podrían afectar más tempranamente, mientras que la subida de impuestos y la regulación podría demorarse en el tiempo o ser menos intensas. La reacción inicial de los índices americanos, con el Dow Jones subiendo 1,4% hasta un nuevo máximo, es consistente con este escenario. A pesar de este comportamiento general, sí se producirá una evolución relativa muy diferente entre sectores, siendo los vinculados al cambio climático y construcción los más beneficiados y el tecnológico, por ejemplo, uno de los más afectados, con el índice de Nasdaq reaccionando negativamente (-0,6%). Del mismo modo, las empresas más pequeñas y orientadas al mercado interno posiblemente evolucionen mejor que aquellas con mayor capitalización, más afectadas por la nueva política de Biden.

En cuanto a la cotización del dólar, un mayor déficit fiscal y un deterioro del desequilibrio exterior deberían presionar a la baja a la moneda de EEUU, que podría ir a buscar niveles en el rango 1,25-1,30 con el euro con el fin de cerrar la sobrevaloración que aún presenta.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal