Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Tras las tormentas, las familias vuelven a gastar con fuerza

Publicado el 15/11/2018

Descargar documento completopdf

Las ventas crecieron con fuerza en octubre y anticipan que el consumo volverá a apoyar el crecimiento del PIB en el corto plazo, gracias a la fortaleza del mercado laboral, al descenso en los precios energéticos y a la elevada confianza de las familias.

Las ventas minoristas repuntaron en octubre (0,8%), en gran medida, gracias al "efecto compensación" tras el impacto de los huracanes en los meses anteriores (-0,1% mensual en agosto y septiembre; revisados ahora a la baja desde +0,1%). La mejora fue bastante generalizada entre partidas, si bien se concentró en las más volátiles (ver gráfico).

La mayor parte de la mejora de octubre se produjo en las ventas de gasolina (+3,5%, mejor registro en el año). Teniendo en cuenta que el precio de la gasolina se mantuvo estable entre septiembre y octubre (en torno a 2,85 dólares/galón), el dato refleja una mayor demanda en las estaciones de servicio y no un "efecto precio".

La segunda partida que mejor se comportó fueron las ventas de automóviles y componentes: +1,2% en octubre, más que compensando el deterioro de los dos meses anteriores (-1,0% acumulado), retomando los máximos históricos anteriores. También las compras de materiales de construcción aumentaron con fuerza (+1,0%), sin duda, gracias a las tareas de reconstrucción y reparación tras los temporales de septiembre.

Excluyendo las partidas más volátiles de las ventas (coches, gasolina y materiales de construcción), el denominado "grupo de control", que se toma para el cálculo del consumo en las cuentas nacionales, creció algo menos (0,3%), pero también se recupera tras dos meses de debilidad (-0,2% acumulado).

En balance, el menor dinamismo en las ventas subyacentes no es preocupante, sino que confirma nuestras expectativas de que el consumo real crecerá algo menos que en el 3T18 (+4,0%), pero todavía a ritmos muy dinámicos (2,5%-3,0% estimado). Una tasa de paro en mínimos desde 1969, el aumento en los salarios, el descenso en los precios energéticos, la rebaja fiscal y la elevada confianza de las familias (la encuesta de Conference Board marcó un nuevo máximo cíclico en octubre) son algunos de los factores que permiten anticipar que el consumo seguirá siendo la parte más dinámica de la economía estadounidense a finales de año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal