Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / Transporte y defensa lastran el dato de pedidos de mayo

Publicado el 27/06/2017

Descargar documento completopdf

Los pedidos decepcionan puntualmente en EEUU debido al deterioro en las partidas más volátiles, pero no cuestionan el buen momento del sector manufacturero ni la reactivación de la inversión en equipo en el corto plazo.


Los pedidos de bienes duraderos cayeron por segundo mes consecutivo en mayo (-1,1% vs -0,9%). Sin embargo, la señal para el sector no es tan negativa como refleja el dato: la mayor parte del deterioro se concentró en las partidas de transporte y defensa (excluyendo ambas, crecieron un 1,0%).

También desciende las partidas más relacionadas con la inversión en bienes de equipo: tanto los pedidos (-0,2% vs 0,2%) como los envíos (-0,2% vs 0,1%) de bienes de capital sin transporte y defensa retrocedieron y moderan las expectativas para la inversión en el corto plazo, probablemente, muy optimistas tras la fortaleza registrada en el 4T16 y 1T17.

En balance, el informe de bienes duraderos de mayo no cuestiona la actual reactivación del sector manufacturero: los pedidos han crecido un 2,0% en lo que llevamos de año; más de un 4% si se excluyen transporte y defensa. Las perspectivas para el sector siguen siendo positivas, teniendo en cuenta la elevada confianza entre los empresarios del sector, la mejora de la demanda global (más crecimiento en el corto plazo en mercados desarrollados y emergentes) y el debilitamiento del dólar.

Por su parte, la inversión debería beneficiarse de unos beneficios empresariales creciendo a ritmos de dos dígitos en los últimos trimestres y, aunque no esperamos que siga creciendo al fortísimo ritmo del 1T17 (7,2% anualizado), sí que podría mantenerse en torno al 2,5%-3,5% en lo que resta de año. Es posible que los empresarios se encuentren a la expectativa de ver qué ocurre con la reforma fiscal del gobierno Trump y, probablemente, no se producirá un repunte de la inversión hasta entonces. Hasta ahora, la reforma del Obamacare ha centrado la agenda del presidente y la actividad del Congreso, pero el calendario previsto concluiría (a priori) en las próximas semanas, lo que daría paso al siguiente punto de la agenda: la reforma fiscal; las noticias que se vayan conociendo al respecto (después del verano) serán claves para la evolución de estos indicadores.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal