Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Tímida y desigual recuperación del empleo en enero

Publicado el 08/02/2021

Descargar documento completopdf

La estabilización en la curva de contagios y la aprobación de nuevas medidas fiscales se transmitieron en una leve recuperación en el mercado laboral en enero: se crearon 49.000 puestos de trabajo, lo que, no obstante, no compensa las pérdidas de empleo en diciembre. La lectura por sectores mantiene un patrón muy diferenciado, con mejoras en el sector educativo público y servicios profesionales privados y nuevas pérdidas en los servicios de ocio y en el comercio. Por su parte, la tasa de paro desciende hasta un nuevo mínimo desde el inicio de la crisis (6,3%), si bien la participación en el mercado laboral se mantiene estancada. Esperemos que la puesta en marcha de un nuevo paquete fiscal, actualmente en negociaciones en Washington, y el gradual proceso de vacunación, que ya alcanza a más de 39 millones de personas, aceleren la recuperación del empleo en los próximos meses.

 

La mejora generalizada en los indicadores de actividad a inicios del año se extiende al mercado laboral: la economía crea 49.000 puestos de trabajo en enero, lo que, sin embargo, no logra compensar las pérdidas de 227.000 empleos en diciembre (revisado a la baja desde -140.000), mes cuando se registró el pico de la tercera ola de contagios de Covid-19. Con el modesto avance de enero, EEUU logra recuperar 56% de las pérdidas en el empleo durante los meses de "hibernación" en marzo-abril del 2020. En otras palabras, aún quedan cerca de 10 millones de individuos, en términos netos, que no han podido reincorporarse a un contrato de trabajo desde el inicio de la pandemia.

Entre sectores, el desglosa muestra un comportamiento bastante desigual por ramas de actividad: la mejora es liderada por nuevas contrataciones en el sector educativo público y en servicios profesionales privados, incluyendo servicios de información y financieros. Del otro lado de la balanza, destaca negativamente una nueva pérdida de empleo en las actividades de ocio y entretenimiento (bares y restaurantes, espectáculos, sitios de recreación, entre otros), sectores que se vieron obligados a seguir reduciendo su plantilla a pesar de la estabilización en la curva de contagios de Covid-19. Asimismo, el número de contratados en la industria manufacturera, la construcción y el comercio retrocede levemente después de mantenerse en la senda de creación de empleo por varios meses consecutivos.

Por otro lado, de acuerdo a la encuesta de hogares, la tasa de paro cayó en 0,4 p.p., hasta el 6,3%, mínimo desde el inicio de la crisis hace casi un año. El notable descenso refleja, en parte, ajustes anuales a las estimaciones de la población activa (-406.000 individuos), que se encontraban clasificados en su gran mayoría como desempleados. En ese sentido, tanto la tasa de participación (61,4%) como la de empleo (57,5%) apenas cambian durante el mes y aún permanecen notablemente por debajo de sus registros pre-crisis. Por su parte, la tasa de crecimiento de los salarios se mantiene elevada (5,4% interanual) y sigue reflejando efectos estructurales del impacto de la pandemia en el mercado laboral, con las pérdidas de empleo concentradas en los sectores que perciben retribuciones inferiores a la media. De lado positivo, destaca el aumento en el número de horas trabajadas, que asciende hasta 35 horas semanales, un nuevo máximo desde el inicio de la serie en 2006.

En definitiva, las estadísticas laborales de enero arrojan una señal mixta: por un lado confirman el buen tono que se evidenciaba tanto en los indicadores de alta frecuencia como en las encuestas de enero, pero también ponen sobre la mesa lo desigual y limitado que está siendo el reciente repunte en la actividad. El cambio de tendencia en la evolución de la pandemia, por un lado, y el efecto positivo del paquete fiscal aprobado a finales de diciembre (900.000 millones de usd, 4% del PIB), por el otro, son los principales factores que han impulsado el crecimiento en enero, después de una trayectoria de "más a menos" a lo largo del último trimestre del 2020. No obstante, la necesidad de mantener las restricciones al movimiento y a la socialización para consolidar la mejora sanitaria está acentuando el patrón desigual de la recuperación a inicios de año. De lado positivo, el avance en el programa de vacunación, que ya alcanza a casi 40 millones de personas (12% de la población), si bien aún muy distante de conseguir la tan deseada inmunidad colectiva, está generando un efecto positivo en las expectativas y la confianza de los agentes, vientos de cola que pudieran dar un impulso al proceso de reincorporación laboral en el corto plazo.

Además de la vacunación, la siguiente fase de la recuperación económica estará determinada, entre otros factores, por la dirección de la política fiscal. La propuesta del Presidente Biden de un nuevo paquete de 1,9 billones de usd (9% del PIB) no ha logrado, de momento, el apoyo por parte del partido republicano, que ha respondido con un plan alternativo en torno a los 600.000 millones de usd. La discrepancia está llevando a la administración Biden a considerar, por un lado, cambios en algunas medidas (limitar los posibles beneficiarios de una nueva ronda de cheques por 1,400 usd, por ejemplo, o postergar la subida en el salario mínimo hasta 15 usd por hora), pero también a buscar alternativas legales para la aprobación en el Congreso con mayoría simple (bajo el proceso conocido como reconciliación presupuestaria). Esperamos que el paquete, probablemente por un monto inferior al propuesto por Biden, sea aprobado en las próximas semanas y que, en conjunto con la mejora sanitaria, genere un fuerte impulso en el crecimiento a partir de la primavera.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Actualidad

Fin del contenido principal

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.