Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Solo la energía impulsa a la inflación general

Publicado el 12/12/2019

Descargar documento completopdf

La inflación vuelve a superar el 2,0% en noviembre, por primera vez en los últimos 12 meses, debido a la partida de energía. Sin embargo, el resto de componentes sigue teniendo un comportamiento muy estable: la subyacente permaneció en el 2,3% por segundo mes consecutivo.

 

La inflación repuntó en 0,3 pp, hasta el 2,1% en noviembre, básicamente, debido a que la partida de energía cayó mucho menos y dejó de restar a la general, después de cinco meses consecutivos en los que fue el principal factor desinflacionista (venía restando entre 0,2 pp y 0,4 pp al mes). Ese menor descenso en energía no sorprende, teniendo en cuenta el precio del barril West Texas también está cayendo menos que en meses anteriores (-11,8% interanual en noviembre vs -28,8% anterior) y que la subpartida precio de la gasolina ha pasado de restar 0,3 pp a la inflación general a restar solo 0,1 pp.

Entre el resto de principales componentes del IPC, se observan escasas presiones. De hecho, la inflación subyacente se mantuvo estable en el 2,3% interanual en noviembre. Dentro de esa estabilidad, solo caben destacar, al alza, vestido y calzado (aunque sigue cayendo en términos interanuales) y, a la baja, vehículos de segunda mano (su tasa interanual está en negativo por primera vez en 14 meses). Cabe señalar que no se observan señales significativas de que la guerra comercial con China esté presionando al alza en los precios: aunque se observa cierta tendencia alcista, la tasa interanual de la partida de bienes no energéticos se moderó en noviembre por tercer mes consecutivo (ver gráfico).

El registro de noviembre se encuentra dentro de lo esperado y esperamos que la inflación general siga aumentando en los próximos dos meses (podría situarse en el 2,5% en enero) y esperamos que converja con la subyacente a lo largo de la segunda mitad del año, en el 2,3%-2,4%. Por el momento, los riesgos están equilibrados, considerando el momento cíclico, con un output gap positivo y una tasa de paro en mínimos desde 1969, y los efectos de las subidas arancelarias. Por el momento, la Fed sigue cómoda en su data dependent y, en su reunión de esta semana, ha señalado que no tiene intención de mover el tipo de referencia hasta 2021.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal