Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Señales de enfriamiento para la inversión en capital

Publicado el 25/10/2018

Descargar documento completopdf

El informe de pedidos y envíos de bienes duraderos modera las señales expansivas tanto para la actividad manufacturera como para la inversión en bienes de equipo. Por el momento, el deterioro no parece preocupante, sino más bien un enfriamiento tras la fortaleza de meses anteriores.

Los pedidos de bienes duraderos crecieron en septiembre (+0,8%) y consolidaron el excelente registro anterior (+4,6%); si bien es cierto que la mayor parte de ese crecimiento se produjo en las partidas más volátiles (+1,9% transporte y +18,2% defensa). Excluyendo estas partidas, los pedidos cayeron por segundo mes consecutivo (-2,3% vs -3,4%), lo que modera la señal expansiva del dato total.

La lectura es algo más positiva para los envíos de bienes duraderos (pedidos efectivamente realizados), que se aceleraron en septiembre (1,3% vs 0,9%) y no solo gracias a las partidas más volátiles (0,3% vs 0,0% excluyendo transporte y defensa).

Entre partidas, los envíos de bienes de capital subyacente (excluye transporte y defensa), el mejor proxy mensual de la inversión en bienes de equipo, se estancaron por segundo mes consecutivo. Aun así, el excelente registro del mes de julio permite que el balance del 3T18 sea positivo (7,7% anualizado vs 4,3% en el 2T18), por lo que mantenemos nuestra expectativa de que la inversión en capital ha sido uno de los principales motores de crecimiento del PIB en el 3T18 (el dato preliminar se dará a conocer mañana 26 de octubre). Sin embargo, el registro de agosto y septiembre anticipa un enfriamiento de la inversión en próximos trimestres.

En balance, la señal de los indicadores adelantados para el sector manufacturero parece distanciarse: por un lado, la encuesta ISM manufacturera mantiene una señal muy expansiva; por el otro, la de los pedidos comienza a moderarse levemente (ver gráfico). En principio, la lectura de los pedidos sigue mejor la evolución de la actividad real del sector, por lo que la moderación de los pedidos en agosto y septiembre (excluyendo transporte y defensa), sería compatible con un leve enfriamiento en el corto plazo de la producción manufacturera. Más clara parece la tendencia de enfriamiento de la inversión en bienes de equipo que, de todas formas, esperamos que siga creciendo en el corto plazo, aunque a tasas algo más modestas.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal