Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Se enfrían las expectativas para el sector manufacturero

Publicado el 05/11/2018

Descargar documento completopdf

La confianza empresarial sigue moderándose desde los máximos del ciclo en agosto, pero el registro de octubre del ISM manufacturero continúa siendo consistente con un crecimiento muy dinámico también en el 4T18.

 

El ISM manufacturero se moderó en octubre por segundo mes consecutivo (-3,6 puntos acumulados en ambos meses), si bien es cierto que lo hizo desde los máximos del ciclo registrados en agosto y, en cualquier caso, permanece en niveles elevados y muy expansivos. El registro de octubre (57,7) es consistente con un crecimiento del 4,5% anualizado del PIB, según las propias estimaciones del Instituto ISM.

El deterioro en octubre fue generalizado entre partidas (ver gráfico de araña). Cayeron por debajo de 60 las partidas clave de producción y pedidos, lo que anticipa que el deterioro de las expectativas en el sector podría prolongarse a los próximos meses. La única partida del índice que aumentó en octubre fue reparto de proveedores, si bien, todo apunta a que sigue distorsionada por los efectos de la guerra comercial, que está causando retrasos en las entregas debido a las disrupciones en la cadena de oferta. Entre el resto de partidas, destacan las elevadas presiones sobre los precios (ver tabla), como efecto del dinamismo del conjunto de la economía y un mercado laboral muy ajustado, pero, de nuevo, también por culpa de la política comercial.

Entre industrias, hasta cuatro de las dieciocho consideradas en la encuesta recogieron un deterioro respecto al mes de septiembre: productos en madera, metales primarios, productos minerales no ferrosos y productos fabricados en metal; de nuevo, todas ellas afectadas en mayor o menor medida por la política arancelaria de la actual administración.

En definitiva, la relajación de las expectativas para el sector no sorprende demasiado, teniendo en cuenta que la encuesta viene de máximos del ciclo, y la señal parece más en línea con los pedidos industriales (han caído también los últimos dos meses) y con el propio registro de la actividad manufacturera (creciendo cerca del 4,0% anual). También cabe destacar de la encuesta los comentarios críticos sobre los efectos negativos de la guerra comercial, en términos de disrupciones en la cadena de oferta y aumento en los precios de producción. En cualquier caso, la señal de la encuesta sigue siendo claramente expansiva y refleja la fortaleza de la economía en los últimos meses de un año muy dinámico.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal