Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Nuevas señales de resistencia de la economía

Publicado el 04/11/2019

Descargar documento completopdf

El mercado laboral sigue sorprendiendo de forma positiva: se crea empleo a ritmos muy aceptables, la tasa de paro se mantiene en torno a mínimos y los salarios están creciendo por encima de la inflación. También en el lado positivo, el ISM manufacturero aumentó en octubre por primera vez en siete meses.

La economía continúa creando empleo a ritmos dinámicos: 128.000 empleos en octubre, lo que supone una moderación frente a meses anteriores (156.000 en media de los 6 meses anteriores) y respecto a 2018 (por encima de 200.000 empleos/mes), pero se trata de una creación de empleo aceptable para el momento del ciclo en que se encuentra la economía y considerando el fuerte ajuste acumulado por el mercado laboral. Además, la oficina de empleo recoge que la huelga de General Motors restó 46.000 empleos al dato de octubre.

La lectura entre sectores refleja que los servicios mantienen un tono similar al de 2018 y que la debilidad se está concentrando en las industrias de producción de bienes que, incluso, destruyeron empleo en octubre (ver tabla). De forma paralela, la encuesta ISM para el sector manufacturero mejoró levemente en octubre (48,3 vs 47,8), lo que refleja que, al menos, el deterioro de las expectativas en el sector no está yendo a más, a pesar de la huelga de GM y de los problemas que atraviesa Boeing con el 737 MAX.

En cuanto a la encuesta de empleo a hogares, las señales también son positivas: la tasa de paro se mantuvo en torno a mínimos (3,6% vs 3,5%), la tasa de actividad aumentó en una décima (se situó en máximos desde julio de 2013) y los salarios siguieron creciendo a ritmos del 3,0% anual, superando la inflación, por lo que los trabajadores seguirán ganando capacidad de compra.

En balance, los indicadores del mercado laboral reproducen la lectura de los últimos meses para el conjunto de la economía: el deterioro de la actividad se concentra en la industria, especialmente afectada por los efectos de la guerra comercial; mientras que el resto de la economía se mantiene creciendo a ritmos aceptables. Además, este buen tono del mercado laboral, sobre todo, el crecimiento de los salarios, seguirá siendo un factor de apoyo al consumo, que fue uno de los principales motores de crecimiento en el 2T19 y 3T19. Por su parte, la leve mejora en la encuesta ISM supone una señal esperanzadora para el sector manufacturero, que se suma al sentimiento positivo hacia las negociaciones comerciales con China y UE, pero es pronto para suponer que se trata de un suelo en el deterioro de las expectativas para el sector. En cualquier caso, la resiliencia de la economía no manufacturera explica la pausa señalada por la Fed (actuará ahora según la evolución de los datos) tras el ciclo de tres bajadas en su tipo de referencia.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal