Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Nuevas señales de debilidad de la inversión

Publicado el 27/05/2019

Descargar documento completopdf

Los pedidos duraderos caen de forma generalizada y señalan hacia un deterioro de la inversión en bienes de equipo que cuestiona nuestras previsiones de crecimiento en el corto plazo.

Los pedidos de bienes duraderos cayeron en abril (-2,1% vs 1,7%), lastrados por el descenso en las partidas de aviación civil (-2,5,1% vs 7,8%, probablemente, perjudicados por los problemas en el Boeing 737) y de automoción (-3,4% vs 0,4%). En cualquier caso, se puede hablar de deterioro generalizado de los pedidos: incluso excluyendo las partidas más volátiles de transporte y defensa, retrocedieron por segundo mes consecutivo (-0,3% vs -3,2%). Además, la lectura es igual de negativa por el lado de los envíos de bienes duraderos (pedidos ya satisfechos), que también cayeron por segundo mes consecutivo (-0,5% vs
-0,8%, excluyendo transporte y defensa).

La señal para la inversión en equipo vuelve a debilitarse: tanto los pedidos (-0,9% vs 0,3%) como los envíos (0% vs -0,6%) de bienes de capital subyacente anticipan cierto deterioro en la inversión en bienes de equipo, perjudicados por el impacto retrasado de la subida de tipos, la fortaleza relativa del dólar y la incertidumbre por el escenario externo (guerra comercial). La inversión en equipo se estancó en el 1T19, por lo que, de continuar estos malos registros, no podemos descartar que la inversión se contraiga en el 2T19 por primera vez en 3 años.

En cuanto a las perspectivas de corto plazo, la mejora en la confianza empresarial de las primeras encuestas estatales de mayo (Fed de NY y de Filadelfia) se compensó con el flojo registro del IDC Markit para el sector (50,6 en mayo). Ahora, el mal registro de los pedidos en abril parece decantar la balanza hacia una señal de progresivo enfriamiento que, no sorprende, y que ya se observa claramente en los últimos registros de producción (ver gráfico).

Por otro lado, aunque aún tenemos pocos datos correspondientes al 2T19, la señal de debilidad de la inversión en equipo y el deterioro generalizado en los últimos indicadores de actividad relevantes introduce riesgos a la baja sobre nuestra previsión de crecimiento para el trimestre actual (en torno al 2,0%). Mientras tanto, el mercado, cada vez, ve más probable una bajada de tipos este año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal