Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Mejora insuficiente de la oferta de vivienda en noviembre

Publicado el 18/12/2018

Descargar documento completopdf

La vivienda iniciada aumenta levemente en noviembre, si bien el nivel de oferta permanece anclado en niveles demasiado modestos y alejados de su media de largo plazo. La inversión residencial volverá a restar al crecimiento en el 4T18.

En noviembre, se iniciaron un 3,2% más de viviendas nuevas; pero el dato apenas compensa el deterioro de los dos meses anteriores (-4,9% acumulado en septiembre y octubre). La mejora es insuficiente y vuelve a poner de manifiesto que la recuperación de la oferta nueva en este ciclo está siendo demasiado gradual: la vivienda iniciada ha permanecido en el estrecho rango de 1.100-1.300 miles de unidades anuales durante los últimos dos años (ver gráfico).

El margen de mejora de la oferta sigue siendo amplio: entre los años 80 y los 90, antes del boom crediticio y del boom residencial, se iniciaban en torno a 1.550 miles de viviendas al año, un 19% por encima del nivel registrado en noviembre. Teniendo en cuenta la evolución de las unidades familiares, el nivel de vivienda nueva apenas se encuentra en torno a los mínimos de anteriores ciclos y muy alejado de su media de largo plazo (ver gráfico).

Las perspectivas de corto plazo para la vivienda iniciada son mixtas. En el lado positivo, los permisos de construcción repuntaron en noviembre (+5,0%) y se situaron en torno a máximos en el ciclo (1.328 miles). Además, los tipos hipotecarios se han moderado recientemente desde máximos en siete años, lo que mejorará las condiciones de compra y permitirá cierto estímulo de las ventas de vivienda. En el lado negativo, la confianza de los promotores continúa moderándose (56 en diciembre, mínimo desde 2015), recogiendo un deterioro generalizado en la actividad actual, las perspectivas de medio plazo y la percepción de compradores potenciales.

El escaso vigor de la oferta de vivienda ha sido la tónica dominante a lo largo de este ciclo expansivo y es difícil esperar noticias positivas en el mercado de la vivienda en el corto plazo, teniendo en cuenta que la subida de tipos de interés está comenzando a pasar factura a la inversión. El dato de hoy confirma que la inversión residencial volverá a ser un lastre al crecimiento en el corto plazo (-1,5% anualizado estimado para el 4T18). Destacar que la inversión residencial es uno de los componentes del PIB que no ha recuperado su peso dentro de la economía a lo largo de esta expansión: 3,9% del PIB nominal en el 3T18 frente al 4,8% en media de largo plazo, lo que supone que se han perdido en torno a 190.000 millones de dólares en actividad.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal