Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / Los pedidos mantienen en marzo el tono positivo para la inversión en equipo

Publicado el 27/04/2017

Descargar documento completopdf

Los pedidos volvieron a aumentar en EEUU y son consistentes con la recuperación del sector manufacturero y de la inversión en bienes de equipo, dos de las claves de nuestro escenario de crecimiento del PIB para 2017.


Los pedidos de bienes duraderos aumentaron en marzo por tercer mes consecutivo
(0,7% vs 2,3%), lo que reafirma las expectativas positivas para el sector manufacturero (la caída de la producción registrada en marzo sería puntual). Excluyendo la volatilidad de las partidas de transporte (+2,4%) y defensa (+12,4%), los pedidos retrocedieron puntualmente, si bien el balance del 1T17 (10,3% anualizado) confirma que se han comportado mejor que a finales de 2016 (+8,6%).

Lo más relevante del dato es la lectura positiva para la inversión en equipo: los pedidos de capital, proxy de la inversión en equipo, aumentaron por sexto mes consecutivo (0,2% vs 0,1%, excluyendo transporte y defensa) y cerraron un 1T17 mejor que el anterior (6,0% anualizado vs 5,5%). Cabe destacar que el margen de mejora en este sentido es muy amplio, teniendo en cuenta que esta partida crecía a ritmos del 8% interanual en media en anteriores periodos expansivos frente al pobre +3,0% de marzo (ver gráfico). Está por ver hasta qué punto la actual administración es capaz de incentivar una mayor inversión por parte de las empresas. Por el momento, las señales a este respecto son mixtas: la propuesta actual de reforma fiscal propone recortar el impuesto de sociedades (15% propuesto frente al 35% actual), pero no ofrece detalles sobre cómo se deducirán los gastos en capital.

En definitiva, el dato de pedidos de marzo prolonga la señal positiva tanto para el sector manufacturero como para la inversión en equipo. La reactivación del primero ha sido una de las claves del escenario desde finales de 2016: la recuperación del sector energético, el cambio en el ciclo de inventarios, el aumento de la demanda global y el aumento de la confianza empresarial han permitido que la actividad manufacturera aumentara un 1,6% acumulado entre octubre y febrero tras el estancamiento de 2015 y parte de 2016. Por su parte, todo parece indicar que la inversión en equipo creció en el 1T17 por segundo trimestre consecutivo (8,0 estimado vs 2,0%), impulsada, entre otros factores, por el aumento de los beneficios empresariales (+13% anualizado en la segunda mitad de 2016).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal