Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Los pedidos cuestionan las perspectivas de deterioro para la inversión en equipo

Publicado el 25/07/2019

Descargar documento completopdf

Los pedidos recuperan el buen tono de forma generalizada y, además, moderan las señales negativas para la inversión en bienes de equipo para la segunda mitad de este año. A la espera de conocer si la señal se prolonga en próximos meses, el momento del ciclo en que nos encontramos exige cautela.

Los pedidos de bienes duraderos se reactivaron en junio (2,0%) tras dos meses de caídas (-5,0% acumulado). Además, excluyendo el comportamiento de las partidas más volátiles de transportes (3,8%) y defensa (-14,6%), los pedidos aumentaron con más fuerza y por segundo mes consecutivo (2,7% vs 2,4%), por lo que la reactivación de junio es aún más positiva. Por el lado de los envíos, un indicador mucho menos volátil que recoge los pedidos efectivamente satisfechos, también aumentaron por segundo mes consecutivo (0,7% vs 0,4%, excluyendo transporte y defensa), lo que da mayor sostenibilidad a la señal expansiva.

También en el lado positivo, las señales para la inversión son favorables: los pedidos de bienes de capital subyacente (excluyendo transporte y defensa) repuntaron con fuerza y por segundo mes consecutivo (1,9% en junio, el mejor registro desde febrero de 2018). La evolución de este proxy de la inversión en equipo ha sido de menos a más a lo largo del 2T19 y, aunque no es posible afirmar a partir de un par de datos que las perspectivas de inversión estén mejorando, al menos, parece que no siguen deteriorándose.

Entre el resto de partidas, aviación civil explica gran parte del incremento de los pedidos en junio (75,5%), al repuntar tras dos meses de fuertes caídas por culpa de los problemas con el nuevo Boeing 737 MAX. También cabe destacar de forma positiva automóviles y componentes (3,1% vs 0,9%), que parecen dejar atrás varios meses de caídas, en línea con el aumento en las ventas de automóviles que se observa en los indicadores de consumo.

El buen registro de los pedidos en junio se une a la mejora en las primeras encuestas disponibles para el mes de julio: 21,8 vs 0,3 la encuesta de la Fed de Filadelfia y 4,3 vs -8,6 la de la Fed de NY. En principio, las dudas sobre la continuación del ciclo expansivo, la debilidad de la demanda externa global y los efectos de la guerra comercial son factores significativos que no permiten ser optimistas respecto al sector manufacturero en el corto y medio plazo. Resulta especialmente positiva la señal para la inversión en bienes de equipo, que cuestiona las perspectivas de deterioro para la segunda mitad de este año, a falta de unas pocas horas para que se conozca el dato preliminar de crecimiento del PIB (mañana, viernes 26).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal