Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / Los pedidos caen en abril, pero no cuestionan la reactivación del sector manufacturero

Publicado el 29/05/2017

Descargar documento completopdf

Los pedidos se enfrían levemente en EEUU, pero conservan una tendencia expansiva y mantenemos nuestras expectativas positivas para la industria y la inversión en bienes de equipo.


En abril, cayeron tanto los pedidos (-0,7% vs 2,3%) como los envíos de bienes duraderos (-0,3% vs -0,1%) y, además, lo hicieron de forma generalizada: excluyendo las partidas más volátiles de transporte y defensa, los pedidos cayeron por segundo mes consecutivo (-0,5% vs -1,1%) y los envíos retrocedieron por primera vez desde mayo de 2016 (-0,1% vs 0,2%).

Entre partidas, destaca el enfriamiento en los componentes de bienes de capital subyacente (excluyendo transporte y defensa), que son los indicadores mensuales que mejor anticipan la evolución de la inversión en bienes de equipo: los pedidos han permanecido estancados en marzo y abril y los envíos cayeron levemente (-0,1% vs 0,2%). Cabe recordar que la inversión en equipo creció con fuerza en el 4T16 y 1T17, por lo que no sorprende ahora esta leve corrección en este tipo de partidas: seguimos pensando que la inversión en equipo tiene mucho margen de mejora (apenas pesa un 5,6% del PIB frente al 6,5% en media de largo plazo) y que será una de las variables que más contribuirá al crecimiento a lo largo de este año.

El deterioro generalizado de pedidos y envíos en abril se une al descenso en las encuestas empresariales en los últimos meses y modera las señales positivas para la actividad manufacturera. Por ahora, las encuestas permanece en niveles muy elevados (especialmente, las partidas de pedidos) y la tendencia de pedidos y envíos sigue siendo expansiva: han crecido un 2,9% y un 0,8% acumulado en lo que llevamos de año (respectivamente) y su tasa interanual permanece en niveles relativamente elevados (6,0% y 3,8% respectivamente). Por tanto, mantenemos nuestras expectativas de que el sector manufacturero destacará positivamente en el corto plazo, sobre todo, teniendo en cuenta la recuperación del sector petrolífero (lo que tendrá sinergias positivas para el conjunto de la industria) y la mejora de la demanda externa global (UEM y Asia están creciendo con fuerza).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal