Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Las ventas minoristas se desploman en diciembre y cuestionan la fortaleza del consumo

Publicado el 14/02/2019

Descargar documento completopdf

La sorprendente caída de las ventas en diciembre no se explica por factores puntuales o exógenos y supone la primera señal clara de enfriamiento del consumo de los últimos meses. En cualquier caso, la fortaleza del mercado laboral y el descenso en los precios energéticos son más consistentes con un enfriamiento del consumo que con un deterioro preocupante.

Las ventas minoristas cayeron un 1,2% en diciembre, el peor registro mensual de este ciclo, tras crecer a un ritmo del 0,3% en media durante el resto del año. Además, el desplome ha sido muy generalizado entre partidas: incluso excluyendo las partidas más volátiles (coches, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentación), el "grupo de control" de las ventas cayó un 1,7% en diciembre. Cabe señalar que el cierre de la administración no debería haber tenido un gran impacto sobre el dato del mes de diciembre, dado que el cierre comenzó el día 22.

La lectura entre partidas no permite achacar el deterioro de diciembre a ningún factor en concreto. Aquellas que más contribuyeron al desplome en el mes fueron las ventas online (-3,9% vs 2,8%, la partida que mejor se ha comportado a lo largo de este ciclo); salud y cuidado personal (-2,0% vs 1,3%); y grandes superficies (-0,9% vs 0,4%), entre otros. Por el contrario, solo cabe destacar de forma positiva a las ventas de automóviles y componentes, que siguen creciendo con fuerza por tercer mes consecutivo (1,1% en diciembre y 3,6% acumulado desde octubre).

El balance del 4T18 para el denominado "grupo de control" (1,8% anualizado vs 4,0%) anticipa un enfriamiento significativo del consumo nominal a finales de año (ver gráfico); si bien la moderación de los precios en los últimos meses sostendrá al consumo en términos reales. Además, esa mejora en la capacidad de compra, la fortaleza del mercado laboral y el aumento gradual en los salarios, moderan la señal negativa del dato de hoy. En balance, esperamos que el consumo real crezca a tasas del 1,5%-2,0% anualizado frente al 3,8% registrado en el 3T18. Por otro lado, las señales de enfriamiento del consumo fortalecen las expectativas de que la Fed se tomará con calma sus próximos pasos en materia de política monetaria.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal