Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Las ventas de vivienda nueva cierran una buena primera mitad de año

Publicado el 26/07/2019

Descargar documento completopdf

Las ventas de vivienda parecen recuperarse en los últimos meses frente al mal comportamiento registrado en 2018, lo que supondría un incentivo para que los promotores aumenten la oferta de vivienda e impulsen la inversión residencial.

Las ventas de vivienda nueva recuperaron en junio parte del terreno perdido tras las caídas de los últimos meses (7,0% vs -12,8% acumulado en abril y mayo) y permanecen en niveles elevados (646.000 unidades anuales), sobre todo, para esta época del año: se trata del mes de junio de mayores ventas en el ciclo actual. Además, las ventas cierran una primera mitad del año muy dinámica, creciendo por encima del 14% entre diciembre y junio, lo que supone una esperanzadora mejora frente al deterioro registrado a lo largo de 2018 (-8,7%).

Por el lado de la oferta, la vivienda nueva no vendida (stock de vivienda) continúa aumentando a un ritmo medio del 15% anual y ya se sitúa por encima de 4 millones de unidades anualizadas. En términos relativos, ese stock cubre 6,3 meses la demanda actual, niveles por encima del equilibrio entre oferta y demanda, lo que refleja que la demanda se mantiene relativamente algo más débil que la oferta. Este desajuste explica que los precios de la vivienda se estén desacelerando: el índice FHFA esta creciendo a ritmos del 5,0% interanual (mínimo desde 2015) frente a 5,9% en diciembre o 7,6% de enero de 2018; aun así, cabe señalar que los precios siguen creciendo muy por encima de los salarios (en torno al 3,0% anual).

En balance, la reactivación de las ventas en los últimos meses supone una señal esperanzadora para el conjunto del sector, en la medida en que se prolongue en los próximos meses y sirva de estímulo para una mayor oferta/inversión. Históricamente, la oferta de vivienda sigue a la demanda con un retraso de 9-12 meses; por tanto, de prolongarse la mejora de las ventas, cabría esperar una reactivación de la oferta a partir del 4T19. Además, la demanda debería verse beneficiada por la mejora en las condiciones de compra: el crecimiento en los precios se está moderando y los tipos hipotecarios se están reduciendo. De hecho, existe amplio margen de mejora en las ventas: se están vendiendo las mismas viviendas que en los años 80-90, pero el número de hogares ha aumentado un 30% desde entonces.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal