Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / Las familias continúan acumulando riqueza

Publicado el 07/06/2019

Descargar documento completopdf

La revalorización de los activos en bolsa lidera el repunte en la riqueza de las familias, mientras que su endeudamiento permanece en niveles contenidos, una combinación favorable que seguirá apoyando al consumo en el corto plazo.

La riqueza neta de las familias volvió a aumentar en el 1T19 (19,3% anualizado), después del ajuste de finales del año pasado (-13,9%), de tal manera que retoma niveles superiores al 500% del PIB, es decir, en torno a máximos históricos (por encima de anteriores periodos de burbuja financiera).

Los activos de las familias se revalorizaron un 16,6%, más que compensando el deterioro del trimestre anterior (-11,8% en el 4T18), gracias a la revalorización de los activos financieros (21,6% vs -17,4%), básicamente, por la recuperación de los activos en bolsa (60,1% vs -50,9%). Es decir, tanto la caída del pasado trimestre como el repunte del 1T19 se explican por el comportamiento de la bolsa en los últimos meses: la renta variable se vio perjudicada a finales de 2018 por los temores de recesión y las tensiones comerciales, pero esa situación se dio la vuelta a comienzos de este año, gracias a los aparentes progresos en las negociaciones EEUU-China, los buenos resultados empresariales y las mejoras perspectivas para el escenario macro. Por su parte, los activos inmuebles se siguen revalorizando a ritmos elevados (+7,0%, neto de hipotecas), y ya equivalen al 75% del PIB; en este caso, a diferencia de los activos financieros, permanecen muy por debajo de los máximos de la anterior burbuja inmobiliaria (99% en 2016).

En el 1T19, las familias se endeudaron a un menor ritmo (0,0% vs 3,4%), donde destaca el descenso en el crédito al consumo (-0,9% vs 7,4%), probablemente, como ajuste a la baja después del continuo crecimiento de trimestres anteriores. Cabe señalar que el endeudamiento de las familias sigue moderándose en términos relativos: 98,3% de la renta disponible, por debajo de su tendencia de largo plazo (ver gráfico) y muy alejado de las ratios antes de la pasada crisis financiera (134% en 2007). Por tanto, a pesar de la longevidad de la expansión actual, las familias no han acumulado desequilibrios financieros significativos.

En principio, la combinación de revaloración de los activos y endeudamiento contenido es favorable para el consumo en el corto plazo. Las condiciones para las familias siguen siendo positivas (mercado laboral muy dinámico, recuperación de los salarios y menor carga impositiva), por lo que mantenemos nuestra expectativa de reactivación de consumo en los trimestres centrales del año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal