Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / Las expectativas empresariales se estabilizan en marzo en niveles muy expansivos

Publicado el 05/04/2018

Descargar documento completopdf

El ISM para sectores no manufactureros se modera levemente desde máximos y parece estabilizarse en niveles algo más modestos y consistentes con una economía creciendo a ritmos del 2,0%-2,5% en esta primera mitad del año.

 

El ISM no manufacturero también descendió levemente en marzo (58,8 vs 59,5), pero permanece cerca de los máximos pre-crisis marcados a comienzos de año. Además, el balance del 1T18 es muy positivo (59,7, el mejor registro trimestral de la serie disponible desde 1997) y es consistente con una economía creciendo a ritmos cercanos al 4,0% anualizado (según estimaciones del propio ISM).

La mayor parte del descenso en marzo se produjo en las partidas más relevantes de la encuesta: se moderan las expectativas en actividad (60,6 vs 62,8) y, sobre todo, en pedidos (59,5 vs 62,8). En el lado positivo, las perspectivas de empleo mejoran (56,6 vs 55,0), lo que se une al excelente registro de la encuesta de empleo privado ADP de marzo (se mantuvo por encima de 240.000 al mes por 4º mes consecutivo) y puede anticipar otro buen dato de empleo en la encuesta payroll (se publicará el viernes 6).

Entre sectores, servicios educativos e información recogen un deterioro de las condiciones respecto al mes anterior (solo 2 sectores de un total de 18). Por el contrario, destacan positivamente las industrias extractivas (por ejemplo, la producción de petróleo está marcando nuevos máximos), el sector minorista (quizás anticipa que el enfriamiento del consumo en el 1T18 es temporal) y el residencial, entre otros. Mención especial merece el sector de la construcción, que apenas mejora en marzo y se queja del aumento de la incertidumbre debido a la enorme volatilidad en el precio de sus principales materias primas tras los aranceles, primero a la madera y, más recientemente, al acero y aluminio.

En balance, la señal de la encuesta confirma la lectura del ISM manufacturero (conocido a comienzos de semana): leve descenso en las expectativas que no preocupa, sino que parece más realista, a la luz de los indicadores reales de actividad que se van conociendo a medida que avanzamos hacia el 2T18. Mantenemos sin cambios el escenario de crecimiento hacia ritmos del 2,0%-2,5% anualizado en la primera mitad del año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal