Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / Las expectativas de la industria se moderan en marzo

Publicado el 03/04/2018

Descargar documento completopdf

El ISM manufacturero se modera desde máximos, pero su señal sigue siendo muy expansiva, probablemente exagerada, consistente con un crecimiento muy por encima de las previsiones para el sector y para el conjunto de la economía.

 

El ISM manufacturero se moderó en marzo algo más de lo esperado (59,3 vs 60,8), si bien lo hizo desde los máximos en la expansión registrados en febrero y conservando un nivel muy elevado. El balance del 1T18 es muy positivo (59,7 en media vs 58,7 del 4T17) y consistente con ritmos de crecimiento del PIB muy por encima del 4,0% anualizado (según las estimaciones del propio ISM); es decir, el doble del crecimiento que esperamos para el 1T18.

El modesto descenso de la encuesta en marzo fue generalizado entre partidas (ver gráfico de araña), si bien cabe destacar el caso de actividad (61,0 vs 62,0) y, sobre todo, de pedidos (61,9 vs 64,2), las más relevantes del ISM. En cualquier caso, se mantienen por encima de 60 y, por tanto, su señal sigue siendo muy expansiva. Probablemente la caída de marzo se trate de un ajuste a la baja, teniendo en cuenta que marcaron máximos pre-crisis en meses anteriores (en el caso de pedidos, marcó máximos desde 2003 en diciembre). Mención aparte merecen los elevados niveles que mantiene la partida de precios de producción (máximos desde 2011), lo que refleja el aumento en determinadas materias primas (la encuesta destaca el precio del aluminio) y supone una presión alcista sobre la inflación a lo largo del año.

La lectura entre sectores es más positiva que por partidas: de las 18 industrias encuestadas, solo una (vestimenta) recoge un deterioro de las expectativas respecto al mes anterior. Cabe señalar que se trata de la primera encuesta ISM posterior al anuncio de los aranceles al acero y al aluminio: aunque algunas industrias (maquinaria, metales primarios y productos químicos, entre otras) reconocen un incremento de la incertidumbre y problemas en la cadena de oferta, por ahora, no se observa un deterioro en la actividad.

En balance, el leve enfriamiento de las expectativas en marzo no preocupa, teniendo en cuenta que conserva niveles muy elevados. De hecho, la señal sigue siendo extraordinariamente expansiva y un tanto exagerada, y lo más probable es que la encuesta se estabilice a lo largo del año en niveles algo más modestos. También cabe estar atento al impacto sobre las expectativas del sector de la escalada en la política proteccionista de la actual administración.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal