Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La recuperación sigue adelante con el consumidor al frente

Publicado el 20/10/2020

Descargar documento completopdf

Los indicadores macro de septiembre confirman que la economía cerró el 3T20 con solidez, gracias, principalmente, al buen momento que vive el consumo privado (las ventas minoristas repuntaron en 2%), que, de momento, parece poco afectado por el bloqueo político sobre un nuevo paquete fiscal. Por su parte, el número de viviendas iniciadas retoma el crecimiento (2%), mientras la producción industrial cae levemente (-0,6%). En balance, los datos apuntan a una histórica expansión del PIB en el 3T20, de al menos 7% trimestral, que, sin embargo, dejaría a la economía aún muy por debajo del nivel pre-Covid. Esperamos que el crecimiento se modere en los últimos meses del año, con riesgos a la baja asociados a la incertidumbre sobre las elecciones y al reciente repunte en los contagios del virus.

El consumo privado se mantiene al frente de la recuperación económica. Las ventas minoristas sorprendieron positivamente, al registrar un rebote del 1,9% mensual en septiembre, lo que superó notablemente las expectativas del mercado (0,7%) y representó una marcada aceleración respecto a los dos meses anteriores (0,6% en agosto y 1,1% en julio). Con el último repunte, las ventas minoristas alcanzan un rebote histórico del 13,5% trimestral en el 3T20 e implica que el volumen de compras supera ya en 3,2% el nivel previo a la crisis del Covid-19. El desglose mostró que el crecimiento en septiembre se debió principalmente a las mayores ventas de vestido y calzado (11% mensual), automóviles (5%) y artículos deportivos (5%), rúbricas que aún se benefician de la demanda embalsada durante los meses de "hibernación" y de cambios de patrones de consumo a lo largo de la pandemia.

La fortaleza del consumidor privado sorprende, dada la situación de bloqueo político en Washington sobre la extensión de un nuevo paquete fiscal. De momento, la recuperación del mercado laboral (la tasa de paro descendió hasta el 7,9% en septiembre desde 14,7% en abril) y, principalmente, el "colchón" financiero de los hogares (la tasa de ahorro sigue muy elevada, aunque se redujo hasta 14,1% en agosto desde 17,7% en julio y ya muy por debajo del récord de 33,6% en abril) parecen sostener la reactivación del consumo. No obstante, la sostenibilidad de dicha recuperación está en riesgo, no solo por la fuerte presión que está significando la expiración de diversos beneficios fiscales sobre el ahorro privado, sino también por el reciente repunte en el ritmo de contagios de Covid-19, actualmente en máximos en los últimos dos meses (50.000-70.000 casos diarios). De hecho, la información que se desprende de los indicadores de alta frecuencia sugiere cierta moderación en la recuperación a inicios del 4T20, por ejemplo, en la movilidad personal o en las reservas en restaurantes.

Por otra parte, el sector de la construcción retoma la senda expansiva en septiembre, con un ascenso del 2% mensual en el número de viviendas iniciadas, proxy mensual de la inversión residencial. La construcción residencial había sufrido un frenazo temporal en agosto por el impacto negativo de eventos climáticos y una corrección tras meses de fuerte crecimiento. En septiembre, los permisos de construcción, indicador de vivienda iniciada futura, registraron un nuevo avance sustancial (5%), al tiempo que la confianza de los promotores mejoró, hasta registrar un nuevo máximo histórico, ambos beneficiándose del buen momento de la demanda (las solicitudes hipotecarias crecieron un 4% en septiembre). En términos trimestrales, el número de viviendas iniciadas repuntó en 33% en el 3T20, lo que apunta a un fuerte rebote en la inversión residencial, después de que este componente del PIB alcanzara una caída histórica del 11% en el 2T20.

Por último, la producción en la industria cae, inesperadamente, en septiembre (-0,6%), el primer retroceso desde abril, situando la actividad un 7,1% por debajo del nivel de febrero. De acuerdo al desglose, el descenso refleja una caída del 6% en la producción de suministros básicos, dada la menor demanda por uso de aire acondicionado durante el mes. La producción en la industria manufacturera cayó más levemente (-0,3%) y acusa, principalmente, una nueva corrección en la producción de automóviles, que desciende en 5%, después de crecer en casi un 200% acumulado en el período mayo-julio. En balance, la producción industrial alcanzó una expansión del 8,7% trimestral en el 3T20.

En conjunto, los principales datos de septiembre confirman que la recuperación económica continuó en el cierre del 3T20, si bien a un menor ritmo que en la primera fase de la reactivación, tendencia que parece extenderse a los últimos meses del año. En el agregado trimestral, la información mensual es consistente con una expansión del PIB de, al menos, un 7% trimestral durante el período (los datos se publican el 29 de octubre); no obstante, el tamaño de la economía todavía se situaría alrededor del 96% del previo a la crisis en el 4T19. Esperamos que el desglose muestre a la inversión residencial, por un lado, y al consumo privado, por el otro, como los principales motores del crecimiento del 3T20. Que dicha recuperación se extienda en el tiempo y su velocidad dependerán, en gran parte, de la evolución de la pandemia y de las medidas que se tomen para contenerla, en especial en cuanto a la aprobación de nuevos estímulos fiscales, que serían más elevados y más inmediatos si los demócratas logran llevarse la presidencia y el control del Congreso en las elecciones del 3 de noviembre.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal