Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La recuperación laboral se consolida a un menor ritmo

Publicado el 07/09/2020

Descargar documento completopdf

El proceso de reincorporación laboral continua en agosto con la creación de 1,4 millones de empleo, si bien perdiendo vigor respecto a julio y, especialmente, a la primera fase de la recuperación. La tasa de paro desciende hasta 8,4%, mínimo desde el inicio de la crisis, al tiempo que la participación en el mercado laboral y la tasa de actividad aumentan. Los datos confirman que la recuperación se consolida a un menor ritmo y, de momento, parece sortear el bloqueo fiscal en Washington.

 

El proceso de reactivación económica se sigue extendiendo al mercado laboral: el empleo crece en 1,371 millones en agosto, en línea con las expectativas del mercado, aunque desacelerándose respecto a julio (1,7 millones) y, especialmente, respecto a los primeros dos meses de reanimación de la economía (3,7 millones mensual en promedio en mayo-junio). En los últimos cuatro meses, la economía estadounidense ha podido reincorporar alrededor de la mitad de los despidos ocasionados durante los meses de "hibernación", lo que implica una caída acumulada de 7,6% en el número de empleados desde el inicio de la crisis (alrededor de 11,5 millones). La moderación en el ritmo de reincorporación en el mercado laboral pone en evidencia el largo camino que aún queda por recorrer para alcanzar los niveles pre-Covid-19.

Entre sectores, los servicios registraron el descenso más marcado en el ritmo de creación de empleo en agosto, actividades económicas que han sido los principales afectados por el repunte en el número de contagios durante el mes de julio, pero que se ha estabilizado notablemente en las últimas semanas. Entre los servicios, destacan los sectores del transporte, el comercio minorista y los servicios profesionales, que por primera vez superan al sector del ocio y la restauración en el nivel de empleo creado. Por su parte, la industria manufacturera y la construcción continuaron convergiendo a niveles más "normales" de creación de empleo, después de que estos sectores lideraran la primera fase de la reincorporación laboral en mayo-junio. Entre tanto, el sector público sorprendió nuevamente al registrar un saldo positivo en el empleo en agosto (usualmente el número de empleados públicos suele descender en el verano), lo que refleja, en gran medida, unas elevadas contrataciones temporales para la realización del censo nacional del 2020 (el gobierno federal creó 251.000 puestos de trabajo).

Por otro lado, la encuesta de hogares muestra un descenso de la tasa de paro en 1,8 pp, hasta 8,4%, mínimo desde el estallido de la crisis y con el ritmo de caída acelerándose respecto a julio (-0,9 pp). Si bien aún muy superior al 4,4% registrado en marzo, la tasa de paro desciende por debajo del pico alcanzado durante la crisis financiera global del 2008-09 (10%). El desglose por grupos de edad, nivel educativo, sexo y raza, muestra un descenso generalizado en la tasa de desempleo. Por su parte, la tasa de participación registra un nuevo aumento (+0,3 pp, hasta 61,7%), lo que refleja en gran medida mejores incentivos en la búsqueda de empleo (la población activa sube en 968.000 personas, después de caer levemente en julio) a medida que la reincorporación laboral se consolida. La tasa de empleo (ratio de empleados respecto a la población en edad de trabajar) repunta con mayor intensidad, extendiéndose a los distintos grupos de edad, principalmente en la cohorte juvenil (16-24 años). En cuando a los salarios, la tasa anual se mantiene cerca del 5%, lo que acusa el impacto asimétrico de Covid-19 en el mercado laboral, con la pérdida acumulada de empleo concentrada principalmente en los sectores terciarios, que relativamente perciben una menor compensación.

En balance, el informe de julio evidencia que la economía continúa reactivándose del shock originado por el estallido de Covid-19, si bien el ritmo de recuperación se ha moderado significativamente respecto a los primeros meses de reapertura, así como se ha reflejado en los indicadores mensuales y en los datos de alta frecuencia. Si bien el crecimiento de la economía parece ralentizarse, la recuperación del mercado laboral se está extendiendo a lo largo de los distintos sectores económicos y grupos de la población, lo que ha generado un mayor incentivo a los hogares para reintegrarse al mercado laboral. Estos factores serán clave en la siguiente fase de recuperación del consumo privado, especialmente si los protagonistas políticos en Washington no logran desbloquear las negociaciones sobre la extensión de los estímulos puestos en marcha desde la primavera para atenuar los efectos de la crisis en la renta de los agentes privados.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal