Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / La recuperación de la inversión marca positivamente el dato del PIB del 4T16

Publicado el 27/01/2017

Descargar documento completopdf

La economía creció un 1,9% anualizado en el 4T16, por debajo del registro del 3T16 (3,5%), pero se trata de un ritmo dinámico y con una composición del crecimiento algo más positiva: la mayor parte de la debilidad de finales de año se explica, casi exclusivamente, por el sector exterior.


El balance del año ha sido modesto (1,6% frente al 2,2% en media en el ciclo actual), debido a que la economía ha ido de menos a más: la primera mitad estuvo lastrada por el consumo de existencias y la falta de vigor de la inversión; mientras que la segunda ha estado caracterizada por un ciclo de inventarios más favorable y cierta recuperación de la inversión.

La mayor parte del crecimiento del 4T16 se debió al consumo: mantuvo el buen tono (2,5% vs 3,0%) y aportó 1,8 p.p. al PIB (es decir, explica más del 80% del crecimiento trimestral del 4T16). Cabe recordar que el consumo ha sido la variable que mejor se ha comportado a lo largo de esta fase expansiva: en términos del PIB, se encuentra en máximos históricos (69,2%), superando los anteriores máximos de 2001 y 2007. Todo ello, a pesar del fuerte proceso de desapalancamiento a principios de la recuperación o de que los salarios no hayan comenzado a dar muestras de aceleración significativa hasta hace tan solo unos meses.

Lo más positivo del dato del 4T16 ha sido la recuperación de la inversión en bienes de equipo (3,1% tras haber restado entre 4T15-3T16) y, sobre todo, la residencial (10,2% tras caer en los dos trimestres anteriores). También cabe señalar que la variación de existencias sumó 1,0 p.p. al crecimiento trimestral, después de haber restado al crecimiento de forma inusual durante 2T15-2T16.

La mayor parte del enfriamiento del 4T16 se explica por sector exterior: las exportaciones cayeron
(-4,3%), compensando parte del excepcional registro anterior (+10,0%), asociado a un repunte inusual en las exportaciones de soja hacia China. Sin embargo, las importaciones crecieron con fuerza (8,3%), de tal manera que el sector exterior restó 1,8 p.p. al crecimiento (mayor lastre desde 2010) tras sumar 0,9 p.p. en el anterior. Tomando la lectura conjunta del 3T16 y 4T16 (para reducir la distorsión puntual en las exportaciones), el sector supuso un lastre moderado para el crecimiento en el segundo semestre
(-0,3 p.p.), lo que no debe extrañar teniendo en cuenta la fortaleza del dólar.

En cuanto a las expectativas para los próximos trimestres, la nueva administración Trump introduce una enorme incertidumbre sobre el escenario de crecimiento. En los primeros días de gobierno, apenas ha moderado el tono radical de la campaña y está dando prioridad a las propuestas más populistas y con consecuencias económicas más negativas: política comercial proteccionista (ha cancelado el acuerdo del Pacífico, quiere renegociar NAFTA y amenaza con un arancel del 20% a las importaciones de México), endurecimiento de la política migratoria (anuncio de la construcción del muro con México, deportaciones y restricción de visados) y marcha atrás al "Obamacare". Por el momento, mantenemos nuestras expectativas de crecimiento en torno al 2,0% trimestral en el primer semestre del año, siendo la reactivación de la inversión en bienes de equipo y residencial las claves para el primer semestre.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal