Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

EEUU / La reapertura llena de optimismo a la industria en junio

Publicado el 01/07/2020

Descargar documento completopdf

La reanimación económica se refleja en una fuerte mejora en la confianza de la industria en junio, con el índice ISM consistente con expansión tanto en la producción como en los pedidos. Por su parte, los inventarios se estabilizan, el tiempo de entrega en el reparto de proveedores se acorta y la caída en el empleo se modera significativamente. Los datos sugieren cierta vuelta a la normalidad en el sector.

 

El proceso de reapertura de la economía estadounidense provoca una fuerte mejora en el ISM manufacturero en junio (52,6 desde 43,1 en mayo), que retorna a niveles muy por encima del umbral de crecimiento (50) y en máximos desde abril de 2019. La encuesta recoge una normalización en las condiciones de producción de la industria, que, hasta el mes de mayo, mostraba solo tímidas señales de recuperación (crecimiento de 1,4% después de -12,5% en abril), especialmente al ser contrastado con otras actividades económicas (las ventas minoristas repuntaron un 17,7% en mayo).

Efectivamente, el componente de producción avanza en 24,1 puntos, hasta 57,3, máximo desde finales de 2018. Asimismo, el componente de inventarios se mantuvo estable en 50,5 y el índice de reparto de proveedores disminuye (-11,1 puntos hasta 56,9), acusando ambos el gradual proceso de restablecimiento de las cadenas de producción global y en el suministro de insumos a las fábricas. Entre los sectores con mayor crecimiento, el ISM destacó al sector de alimentos y de aparatos electrónicos, beneficiados de un repunte en la demanda desde el inicio de la crisis. También señala una moderación en el ritmo de caída en el sector de equipos de transporte y de productos metálicos.

En cuanto a las perspectivas para la demanda, el componente de pedidos aumenta en 24,6 puntos, hasta 56,4, con mejoras tanto en pedidos internos como externos. Por su parte, el componente de empleo también se incrementa (+10 puntos hasta 42,1), si bien manteniéndose en niveles que indican pérdidas netas de empleo en el sector. La señal negativa contrasta con los datos de las encuestas de empleo: de acuerdo a la encuesta ADP, el sector manufacturero creó 88.000 nuevos puestos de trabajo en junio.

En balance, el ISM confirma que el sector industrial se sumó en junio al proceso de reactivación económica, a medida que se levantaban las restricciones impuestas en la primavera para controlar la propagación del virus, tanto en EEUU como en el resto de los países avanzados. Este proceso ha resultado en un repunte en el comercio internacional, así como en una gradual restauración en las cadenas de producción mundial. No obstante, las perspectivas del sector en el corto plazo se encuentran sujetas a la evolución de la pandemia y, especialmente, a la posible reimposición de medidas de contención, así como ya está ocurriendo en varios estados en la región sur y oeste del país.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal