Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / La producción de petróleo sostiene la actividad industrial

Publicado el 17/09/2018

Descargar documento completopdf

La actividad industrial se mantiene creciendo a ritmos dinámicos, apoyada por el dinamismo que sigue demostrando el sector petrolífero, y no se observan efectos derivados de la política arancelaria de la administración Trump.

La producción industrial se mantuvo creciendo a los mismos ritmos que el mes anterior (0,4% en agosto y julio), mientras que su tendencia sigue mejorando: su tasa interanual se sitúa en máximos en el ciclo (4,9% vs 4,0%), en ritmos consistentes con la señal expansiva de las encuestas (ver gráfico).

La lectura para el sector manufacturero (el de mayor peso dentro del índice) es similar: el crecimiento de la actividad se está estabilizando en ritmos sostenibles (0,3% en agosto vs 0,4%) y su tasa interanual se encuentra en máximos desde 2012. Las tendencias dentro de los sectores manufactureros no han cambiado: la producción de bienes duraderos volvió a aumentar (1,0%) y permanece en niveles por encima de los máximos anteriores; mientras que la producción de bienes no duraderos cayó en agosto (-0,5%) y permanece un 7% por debajo de los máximos de 2007.

En el lado positivo, vuelve a destacar la industria extractiva, que sigue creciendo con fuerza (0,7% por segundo mes consecutivo) y destaca como el sector industrial más dinámico en los últimos 12 meses: se mantiene creciendo a tasas interanuales de dos dígitos desde comienzos de año. Detrás de estos buenos registros destaca el boom en el sector petrolífero, justo cuanto EEUU ha superado a Rusia y Arabia Saudí (por primera vez desde 1999) como mayor productor mundial de crudo.

El aumento en la producción industrial en agosto supone un mayor uso de la capacidad instalada: 78,1% en agosto, apenas 1,7 p.p. por debajo de su media de largo plazo, lo que refleja que el sector empieza a operar en torno a su potencial. En este sentido, cabe señalar que la industria extractiva está operando muy por encima de su potencial (utilizando el 92% de su capacidad), mientras que, en el caso del sector manufacturero, aún se encuentra 2,5 p.p. por debajo de su media de largo plazo.

En balance, el crecimiento de la actividad industrial parece estabilizarse en ritmos dinámicos, en línea con la señal de las encuestas disponibles y muy apoyado en el boom petrolífero. La señal es positiva para el conjunto de la economía y se trata de otro indicador más de cómo el PIB está creciendo muy por encima del potencial en los trimestres centrales del año (3,5% anualizado estimado para el 3T18).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal