Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

EEUU / La mejora del ISM manufacturero en junio esconde distorsiones por la escalada proteccionista

Publicado el 03/07/2018

Descargar documento completopdf

La confianza empresarial vuelve a mejorar en la industria manufacturera, pero la fuerte señal expansiva actual parece exagerada, especialmente en estos momentos, por las distorsiones que generan las medidas proteccionistas sobre actividad y precios.

 

El ISM manufacturero aumentó en junio por segundo mes consecutivo (60,2 vs 58,7), prácticamente, recuperando los máximos cíclicos registrados en febrero y fortaleciendo la señal expansiva en el sector. De hecho, las estimaciones del propio instituto ISM, señalan que los niveles actuales de la encuesta son consistentes con un crecimiento del PIB por encima del 5,0% anualizado, muy por encima del consenso.

La lectura por partidas modera el optimismo del índice general, teniendo en cuenta que la mejora de la encuesta en junio se concentró en la partida de reparto de proveedores (ver gráfico araña). Normalmente, un retraso en la entrega de mercancías por parte de los proveedores se interpreta de forma positiva: la actividad es tan elevada que los proveedores no son capaces de satisfacer la demanda de inputs. En esta ocasión, sin embargo, el instituto ISM señala que el repunte de los últimos meses (se encuentra en junio en máximos desde 2004) está asociado al shock que está suponiendo la amenaza de introducción de aranceles sobre materias primas como el acero y el aluminio.

En cualquier caso, la señal de la encuesta sigue siendo fuertemente expansiva incluso excluyendo ese efecto, teniendo en cuenta que las principales partidas de la encuesta permanecen en niveles muy elevados (por encima de 60 en el caso de actividad y pedidos). Además, entre los 18 sectores que cubre la encuesta, ninguna industria ha reportado un retroceso de la actividad. Por otra parte, continúan las fuertes presiones sobre los costes de producción (precios de producción permanece en torno a máximos desde 2011), en gran medida, también asociado a las medidas proteccionistas.

En balance, aunque la señal general de la encuesta es muy positiva y sigue siendo consistente con un crecimiento muy por encima del potencial para el conjunto de la economía (3,5% anualizado estimado para el 2T18), el dato de junio puede estar exagerando el optimismo de los empresarios del sector en un momento de tanta incertidumbre. El comportamiento anormal de la partida de reparto de proveedores y los comentarios de los propios empresarios, alertando de problemas de oferta y volatilidad en los precios de las materias primas y otras mercancías, ya está reflejando la inestabilidad que está causando la amenaza proteccionista.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal